El Tribunal Penal de Quepos decidió mantener en el proceso a los dos fiscales que se han desenvuelto en el juicio por el crimen de María Luisa Cedeño.

La decisión la dieron a conocer a las 3:25 p. m. de este miércoles, luego de que  Hugo Navas -defensor de uno de los acusados por el asesinato- pidiera separar a los representantes del Ministerio Público, Grettel Rosales y Édgar Ramírez.

Navas planteó esa recusación al alegar una pérdida de objetividad y de imparcialidad tanto de Rosales como de Ramírez. A ese abogado, se le sumó Érick Gatgens, quien defiende a otro de los imputados por este homicidio.

La recusación se basa en que, según Navas,  la apertura de una causa penal contra la española Aurora Valenzuela (odontóloga forense traída por Gatgens para debatir la credibilidad de pruebas hechas a mordiscos que tenía la víctima) por ejercicio ilegal de la profesión, “asustó” a un perito que supuestamente iba a declarar en el juicio.

Sin embargo, cuando Rosales tuvo la palabra para referirse a los hechos, pidió que se declarara sin lugar ya que ese testigo de Navas no estaba admitido para declarar en este debate.

Por ello, el juez Rodrigo Salas (quien preside) descartó que existan esos elementos y por ello, en conjunto con sus dos cojueces, tomó la decisión de mantenerlos ligados al proceso.

Continuación

Tras resolver esta recusación, el juzgador Salas recordó que el debate se reanudaría el próximo lunes 30 de enero. El juzgador propuso que, en caso de que la perito Valenzuela no pueda continuar con su declaración por videoconferencia ese día, se pueda recibir a otro testigo.

No obstante, eso no fue de recibo para Gatgens, quien insiste en suspender hasta que ella pueda dar continuidad a su testimonio.

Alfonso Ruiz, abogado de la familia de la víctima, dijo apoyar la solicitud de Gatgens al indicar que es “mejor esperar” a que, por querer continuar con el juicio, esto sirva a la defensa para apelar el fallo en primera instancia.

“Nadie aquí quiere repetir este debate y por eso considero que lo mejor sería apoyar lo pedido por Gatgens”, agregó Ruiz.

Por su parte, el fiscal Édgar Ramírez señaló que ya están realizando las gestiones necesarias para poder enlazar, vía virtual, a la perito.

Tras escuchar a las partes, el juzgador apuntó que lo que debe privar es el interés en culminar este proceso.

“Fue un juicio que inició el 13 de setiembre y estamos 25 de enero. Aún faltan bastantes testigos por recibir y, además, los imputados merecen resolver su situación jurídica a la brevedad”, concluyó Salas.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA