Rafael Ángel Zamora Fernández, dueño de las empresas Pedregal, realizó una solicitud de embargo al Partido Nueva República, por un monto de ¢502.4 millones.

Según informó el diario La Nación, la solicitud se hizo ante el Juzgado de Cobro de Heredia, por el impago de un préstamo realizado en diciembre del 2021, como parte de la campaña presidencial de Fabricio Alvarado.

De acuerdo con lo consignado por el diario, el préstamo fue de ¢300 millones. Los otros ¢202.4 millones son un cálculo por intereses. Para este, se había firmado un pagaré por parte de Francisco Prendas, expresidente del partido.

No obstante, el diputado Fabricio Alvarado niega que Pedregal le haya hecho un préstamo al partido, sino que se trata de compra de bonos de campaña.

“Este es un cobro ilegítimo y así se demostrará por parte de Nueva República en el proceso de cobro judicial respectivo. Los mismos medios de comunicación han consignado, con declaraciones del propio Rafael Zamora, que él compró bonos de deuda política, y que estos bonos de deuda política fueron embargados por su mamá en un proceso judicial que ella tiene contra las empresas relacionadas con su hijo. No se trata de una deuda que tiene el Partido, sino de una compra de bonos de deuda política que el señor Zamora hizo, lo cual consta además de lo consignado en los medios de comunicación, en documentos suscritos por el mismo señor Zamora. Ahora, después del resultado electoral, y después del embargo practicado por su madre, pretende variar la naturaleza jurídica de la operación que en su momento realizó, que fue invertir en bonos de deuda política, como un negocio de riesgo legal y ampliamente conocido en el país. No fue un préstamo, sino la compra de bonos, asimismo lo declaró”, explicó Alvarado.

Según el periodista del diputado, las cuentas de Nueva República han no han sido embargadas.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA