Durante los dos días de esta semana, la producción en Plenario de la Asamblea Legislativa se resume así:

Lunes: múltiples recesos y discusión sobre si discutían o no sobre el anuncio del ‘megacaso’ por parte del Ministerio de Hacienda;

Martes: control político, recesos y debate reglado sobre el anuncio del ‘megacaso’.

La discusión y la elección del Defensor o Defensora pasó a segundo plano.

Según analistas políticos consultados por Trece Noticias, parece que existe una estrategia del Partido Liberación Nacional y del Frente Amplio para atrasar la elección, esperando sumar otros votos o que haya una noticia que haga cambiar de opinión a los que piensan votar por Erick Ulate.

Según lo dicho por varios legisladores, Ulate tendría los votos para ser elegido. Mientras que Laura Arguedas, excandidata a la vicepresidencia de la República por parte del PLN, y quien hoy es la jefa de asesores de los diputados liberacionistas, solo tiene los votos verdiblancos y los del Frente Amplio.

“Lo que me parece es que algunas agrupaciones no terminan de comprender que el ábaco legislativo ya ha arrojado un resultado, por lo menos hasta este momento, claramente pues puede llegar a variar, que es los números de momento favorecen a Erick UIate, esto tiene molesto a Liberación Nacional y a la fracción del Frente Amplio, que no concuerdan con el nombramiento de esta persona para este cargo tan importante, lo que intentan es dilatar su discusión, buscar que quizá pueda surgir una noticia que pueda dar al traste con las aspiraciones de Ulate, pero que me parece difícil y que la verdad estos días que restan de sesiones extraordinarias pudieran estarse dedicando a la discusión de otros proyectos de importancia”, aseguró el politólogo Daniel Calvo.

Opinión similar tiene Gina Sibaja, quien cree que además el PLN podría estar aprovechado el tiempo para intentar convencer a diputados de los cuatro partidos que han manifestado su apoyo a Ulate: Unidad Social Cristiana, Progreso Social Democrático, Nueva República y Liberal Progresista.

“En este caso pienso particularmente en Liberación Nacional, que es el que tiene la fracción legislativa más amplia, que ha estado tratando de negociar con las personas diputadas y diputados, sobre todo, me imagino yo, del partido oficialista; no sé si del partido Unidad Social Cristiana habrá una persona que tenga alguna duda sobre la elección de Ulate, pero me parece que podría haber disidentes entre los cuatro partidos decididos a votar por Ulate, y con eso podrían sumar a las filas del Frente Amplio y Liberación Nacional para votar por la candidata Laura Arguedas”, explicó Sibaja.

La politóloga considera que la práctica de poner mociones o que diputados hagan el uso de la palabra todo el tiempo que le permite el reglamento, es muy común para frenar nombramientos.

Colaboró el periodista Róger Espinoza

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA