Desde julio del año anterior las empresas importadoras de arroz tienen la posibilidad de traer el grano sin fortificar, esto luego de un decreto del gobierno de la República, que permite a las empresas realizar este proceso en suelo nacional para así reducir costos y ofrecer precios más competitivos a los consumidores.

¿Qué es fortificar el arroz? El proceso de fortificación consiste en agregar al grano pilado una cantidad de ácido fólico, vitamina b12, vitamina E, selenio, zinc y vitaminas del complejo B, esto con el fin de aumentar el valor alimenticio y combatir anemias nutricionales. Por cada kilogramo de arroz se requieren 5 gramos de vitaminas.

“En un primer paso se fortifica un lote, se adhiere al grano los minerales y vitaminas con las cantidades indicadas, según la normativa del Ministerio de Salud, esto se hace recubriendo los granos con una película de ceras y gomas vegetales para adherirle las vitaminas, este proceso se repite en varias ocasiones para asegurar la estabilidad y resistencia del producto”, explicó Juan Carlos Sandoval, gerente general de La Maquila Lama.

Este procedimiento debe seguir una estricta regulación, la cual es impuesta por las autoridades de salud.

“El valor de fortificar los productos es inferior en costo al que pagábamos para hacerlo en otros países, generamos nuevos empleos y definitivamente le podemos pasar un mejor costo al consumidor. El hecho de poder hacer la fortificación en el país genera para la empresa la posibilidad de tener una mayor cantidad de países y compañías productoras de arroz a las cuales le podemos comprar el producto”, detalló Sandoval.

La compañía Maquila Lama invirtió 70 millones de colones en una nueva maquinaria que permite facilitar este proceso y cuya capacidad para fortificar es de hasta 1,5 toneladas de grano por ronda.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA