El Colegio de Profesionales en Nutrición hace un llamado a los docentes y al personal administrativo de los centros educativos a promover una alimentación balanceada y a evitar el exceso de dulces y snacks no saludables en las diferentes fiestas y actividades del curso lectivo.

Shirley Thuel, representante del Colegio de Nutricionistas afirma que ingesta adecuada de nutrientes y vitaminas es fundamental para el desarrollo integral de los niños y jóvenes.

“Hay una clara relación entre la calidad de la alimentación de nuestros estudiantes y su rendimiento académico. Es en esta etapa de la vida cuando se requiere más atención para cumplir con los requerimientos nutricionales y asegurar un futuro saludable”, señaló la especialista en nutrición de niños.

Thuel, además, recuerda a los padres de familia que la comida no es un premio ni un castigo y que prácticas como brindar un helado si cumplen con una tarea, solo promueven una relación incorrecta con los alimentos.

Recomendaciones nutricionales para la entrada a clases

  • Una alimentación balanceada inicia con un buen desayuno, que no necesariamente debe ser pesado (como gallo pinto y huevo), dependiendo de los horarios y gustos puede variar.
  • Complementar la alimentación en la merienda de la mañana, incluyendo preferiblemente proteínas en cualquiera de los dos tiempos de comida.
  • Echar mano de las frutas y vegetales de temporada para ofrecer nutrición, sin realizar un alto gasto de dinero. Las frutas son unas de las meriendas más prácticas y con gran calidad.
  • Si sus hijos asisten a escuelas públicas donde les brindan la alimentación, es clave que preste mucha atención a lo que han comido en la jornada académica, para que cuando lleguen a casa, complementen los nutrientes. Eso sí, no se debe obligar a los niños a comer de más ni tampoco deben repetir tiempos de comida, como el almuerzo.

 

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA