La creación del Ministerio de Territorio, Hábitat y Vivienda suma varias voces en contra, especialmente, de quienes aseguran que el proyecto que fusiona a las instituciones del sector vivienda eliminaría el bono, algo, que el Poder Ejecutivo desmiente categóricamente.

Tanto el Partido Unidad Social Cristiana, como representantes del Banco Hipotecario de la Vivienda, insisten en que la propuesta elimina el bono, pero Jessica Martínez, Ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos, desmintió que se esto sea así, y más bien detalló algunos artículos del proyecto que refuerzan su posición.

“Rotundamente esa afirmación no es correcta. Nosotros no estamos eliminando el subsidio para el bono familiar de vivienda. De hecho, el artículo 5 de nuestro proyecto de ley, específicamente en el inciso X, donde se habla de las funciones de Mihabitat, establece claramente cuál es una de esas funciones, y efectivamente habla de la formulación de programas de crédito y otorgamiento de subsidios. El artículo 15 igualmente habla del fondo de subsidios de hábitat, cuyo objetivo será financiar el otorgamiento de subsidios. Además, el transitorio 10 establece que vía reglamentaria se van a definir los parámetros a partir de los cuales va a ser administrado este fondo, de manera que es absolutamente falso indicar que el bono familiar de la vivienda se está eliminando”, explicó Martínez a Trece Noticias.

Además del bono de vivienda, los diputados del PUSC se oponen al proyecto porque aseguran que no se realizaron estudios previos y que no contempla controles, algo que también desmiente la ministra. Según ella, revisaron protestas presentadas en otras administraciones, proyectos de ley en otros países, entre otros.

“Tenemos leyes vigentes, como la ley orgánica del INVU, y también la ley del sistema nacional financiero para la vivienda. En el caso del Ministerio de Vivienda actual, existen algunos reglamentos, algunos decretos que le dan algunas potestades, eso de alguna forma se revisó y en esa medida toda esa información da pie a la propuesta de proyecto de ley. Eso nos permite también entender que hay una diferencia importante respecto de la forma en que se hace norma hoy en día, y la que tradicionalmente se hacía hace varias décadas. La práctica de incluir muchos datos en la normativa actualmente no se estila dentro de las normas más modernas, muchas de esas definiciones, y muchos de esos detalles se estructuran vía reglamentaria, porque eso nos permite una atención mucho más flexible, mucho más dinámica, de las necesidades que en este caso presenta la población”, agregó la jerarca.

Por el último, Martínez defendió el proyecto de ley, y aseguró que en los últimos diez años no se ha bajado el déficit habitacional, y que se han destinado recursos, pero no precisamente a las zonas que más lo requieran, por lo que es imperativo reformar en busca de la eficiencia.

“El país necesita fortalecer la rectoría de un ministerio que de alguna manera demande y rija la política pública en materia de ordenamiento territorial, de urbanismo, de vivienda y de financiamiento. En este momento tenemos todas estas actividades diluidas en tres instituciones, con una duplicidad, incluso a veces triplicando esas funciones. Lo que estamos buscando es optimizar, hacer más eficiente, más eficaz el otorgamiento de los beneficios, de los créditos, el acceso que puedan tener las familias más vulnerables y la clase media, que lamentablemente en este país ha estado históricamente desatendida, precisamente a través de mecanismos mucho más flexibles, muchos mas eficientes, mucho más agiles, por eso hablamos de la vía reglamentaria que permita que estas familias tengan un verdadero acceso”, finalizó la ministra.

El proyecto de ley busca unificar, en un solo ministerio, al Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), del Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI), y el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (Mivah).

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA