Luego de al menos siete reprogramaciones, está previsto que a las 5 p. m. de este lunes sí comience el juicio por el crimen de un guarda bancario, ocurrido en octubre del 2020 en Sarapiquí de Heredia.

El fallecido fue Rándall Jesús Rojas Soto, de 24 años, quien laboraba para el Grupo Corporativo Alfa, empresa de seguridad contratada por el Banco Nacional. Rojas recibió cinco impactos de bala.

Por estos hechos, la Fiscalía acusó a cinco hombres, de apellidos González, Serrano, Velázquez, Rodríguez y Gómez, quienes son señalados por los delitos de homicidio, asociación ilícita y tentativa de robo agravado. Otro muchacho, de 17 años, ya descuenta cárcel al acogerse a un proceso abreviado.

Si bien el Tribunal Penal de Sarapiquí es quien debe realizar la audiencia, esta se realizará en el Tribunal Penal de Goicoechea por motivos de seguridad. En el debate, que se extenderá hasta el 3 de marzo, declararán 29 testigos.

Reiteradas suspensiones

Este juicio estaba programado para comenzar el 12 de setiembre pasado; no obstante, múltiples situaciones han obligado a la reprogramación.

A octubre del año pasado, se contabilizaban al menos siete cancelaciones de este debate. En aquel momento, trascendió que la defensora de dos de los encartados, de apellidos Chaves Salomón, estaba incapacitada y eso generó la paralización del proceso.

En otra ocasión, el Tribunal tuvo que reprogramar porque tenía la continuación de otro juicio por abuso sexual.

Mortal asalto

El hecho ocurrió el 12 de octubre del 2020, en Sarapiquí, cuando, en apariencia, los hombres intentaron asaltar la sucursal bancaria.

Al ver lo que ocurría, Rojas intentó impedir la acción delictiva, por lo cual los delincuentes le dispararon en repetidas ocasiones.

Los imputados huyeron del lugar, pero fueron detenidos por oficiales de Fuerza Pública, mientras que la víctima fue trasladada al centro médico de Guápiles, donde falleció producto de las lesiones causadas.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA