AFP- Alemania afirmó este viernes que está “sopesando los pros y los contras” de entregar los tanques Leopard que Ucrania reclama para hacer frente a la invasión rusa.

“No estamos dudando, sólo estamos sopesando los pros y los contras”, dijo a la prensa el ministro de Defensa de Alemania, Boris Pistorius, en la base aérea de Ramstein (oeste), donde los aliados de Ucrania discuten el refuerzo del apoyo a la exrepública soviética invadida por Rusia desde febrero de 2022.

“Tenemos la responsabilidad de pensar detenidamente en las consecuencias para todas las partes en conflicto”, añadió.

“La impresión” de que Alemania se opone a la entrega de tanques a Ucrania es “falsa”, subrayó Pistorius.

“Muchos aliados comparten la opinión” de Berlín, aseguró el ministro, quien afirmó que “hay buenas razones para estar a favor y buenas razones para estar en contra de estas entregas”.

Está prevista una conferencia de prensa tras el encuentro, a partir de las 15H30 GMT.

Al inicio de la reunión, el presidente ucraniano, Volodimir Zekenski, exhortó a sus aliados acelerar las entregas de armas pesadas, sobre todo tanques y misiles de largo alcance.

“Está en sus manos” poder “lanzar esta importante entrega que detendrá el mal”, dijo el mandatario en un mensaje por videoconferencia.

El Kremlin respondió rápidamente que estas entregas no cambiarán nada en el terreno, sino que “crearán nuevos problemas para Ucrania”.

Con ello, los países occidentales alimentan la “ilusión” de una posible victoria ucraniana en el terreno, declaró el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov.

– “Momento decisivo” –

Según los expertos, los Leopard 2, unos  blindados modernos de diseño alemán, podrían tener un impacto importante en los combates en el este de Ucrania, donde Rusia ha reanudado la ofensiva tras múltiples reveses.

La ciudad sitiada de Bajmut (este), actual epicentro de la guerra, volvió a ser bombardeada el viernes, constataron periodistas de la AFP.

Las autoridades de ocupación rusa señalaron un “fuerte aumento de la intensidad” de los combates en la región de Zaporiyia (sur), con enfrentamientos “en toda la línea del frente”.

En Ramstein, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, insistió en que los aliados occidentales deben aumentar su ayuda militar a Ucrania.

“Tenemos que profundizar aún más, es un momento decisivo para Ucrania”, afirmó.

Horas antes de estas negociaciones, Estados Unidos, el Reino Unido, Suecia y Dinamarca habían anunciado nuevas entregas de armas al país.

Washington desbloqueó un nuevo paquete de ayuda militar por un valor de 2.500 millones de dólares, que incluye 59 vehículos de combate de infantería Bradley y gran cantidad de blindados para transporte de personal, según el Pentágono.

Con este último paquete, el total de la ayuda militar estadounidense a Ucrania desde la invasión rusa –que comenzó el 24 de febrero de 2022– asciende a más de 26.700 millones de dólares.

Sin embargo, este nuevo apoyo no incluye tanques pesados, como el Abrams, que Washington rehúsa entregar a Kiev alegando razones de mantenimiento y formación.

El Reino Unido enviará 600 misiles adicionales del tipo Brimstone, Dinamarca 19 cañones Caesar y Suecia cañones de largo alcance Archer. Finlandia se sumó el viernes a estas nuevas ayudas, con un paquete incluirá artillería pesada y municiones.

El Reino Unido ya había prometido 14 blindados pesados Challenger 2 y Polonia se dijo dispuesta a entregar 14 carros de combate Leopard 2 de fabricación alemana. El total, no obstante, está lejos de los cientos de vehículos de este tipo que reclama Ucrania.

– “Temblar ante Putin” –

El encuentro de Ramstein reúne a los ministros de Defensa y altos funcionarios militares de más de 50 países.

Uno de los consejeros de Zelenski, Mijaílo Podoliak, instó el jueves a los países occidentales a “dejar de temblar ante Putin” y entregar blindados pesados a Kiev.

Pero los países occidentales temen que, pese a las garantía ucranianas, Kiev provoque una escalada del conflicto usando estas armas para golpear el interior del territorio ruso y sus bases aéreas y navales en Crimea, anexionada por Rusia en 2014.

La ONU anunció el viernes la llegada de un primer convoy humanitario cerca de Soledar, una ciudad del este de Ucrania cuya conquista fue reivindicada la semana pasada por el ejército ruso y los mercenarios de la milicia Wagner. Kiev niega la caída de Soledar.

© Agence France-Presse

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA