La lapa roja es una especie en peligro de extinción. Policías de fronteras lograron rescatar una guacamaya que mantenían en cautiverio con las alas recortadas en Llanuras del Gaspar de Sarapiquí.

Los oficiales hacen un llamado a la ciudadanía para que denuncien este tipo de delitos al 1192.

Además de resguardar la soberanía nacional los oficiales tienen otras funciones como la protección de la biodiversidad de las regiones fronterizas. Por ello, lograron el rescate de una lapa roja que se encontraba dentro de una vivienda situada en la comunidad de San Antonio, distrito de Llanuras del Gaspar.

El animal presentaba signos de maltrato, ya que mantenía parte de las plumas de sus alas recortadas, posiblemente para impedir que el ave pudiera escapar de la vivienda donde la tenían en cautiverio.

Las personas que tenían en su poder la guacamaya fueron identificadas a efectos del proceso judicial que, por presunta violación a Ley de Conservación de Vida Silvestre, deberán enfrentar próximamente.

La tenencia de animales silvestres como mascotas puede salirle caro

La tenencia de animales silvestres es una contravención o delito menor, según lo contemplado en el artículo 110 de la Ley de Conservación de Vida Silvestre, la cual dispone que mantener en cautiverio o en condición de mascota a un animal silvestre en peligro de extinción será sancionado con dos o cuatro salarios bases.

Según el SINAC, en Costa Rica más de 400 especies se encuentran amenazadas, esto debido a las interacciones negativas con actividades humanas como la fragmentación de los ecosistemas.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA