Desde que usted es jerarca de tan importante institución no se ha podido garantizar una asesoría de alta calidad científica en los temas de covid-19, así es cómo la viróloga de la Universidad de Costa Rica, Eugenia Corrales, justificó su renuncia al grupo técnico para la vigilancia de COVID-19, influenza y otras enfermedades respiratorias. 

Corrales asegura que se han tomado decisiones sin revisión ni validación del grupo técnico. 

“Yo venía ya pensando en renunciar, en algún momento dijo no tengo que seguir porque quiero seguir apoyando, pero ya ha habido varios eventos, en los que yo dije que ya no se puede, porque no se puede asesorar a los que no quieren asesorarse, es una lástima porque en el Ministerio de Salud han gente muy valiosa, pero si los jerarcas no están alineados con eso, ya es un problema para la salud costarricense”, mencionó la experta de la Universidad de Costa Rica.

En el Ministerio de Salud, salieron al paso de las declaraciones de Corrales, enviando un comunicado de prensa en donde se afirma que la ministra Joselyn Chacón, respetaba dicha decisión. 

Agrega: “Desde el Ministerio de Salud estamos convencidos de que además de las recomendaciones técnicas, debemos valorar temas económicos que repercuten directamente en la salud pública de la población”. 

Corrales insiste que se están tomando decisiones que no contribuyen en la lucha contra el contagio masivo, además, puntualizó que existen medidas populistas de las altas autoridades. 

“Desde que hubo cambio de Gobierno se ha visto una desacreditación muy grande de este Comité Técnico y de la Comisión Nacional de Vacunación, que son dos cosas distintas, y esta desacreditación y este no seguir los lineamientos, no tienen que ver con fundamentos científicos, ni con fundamentos técnicos, sino que son fundamentos casi que populistas o políticos o hasta ocurrencias”, comentó Corrales.

La especialista señaló a la ministra de salud: “su gestión se ha convertido repetidamente en objeto de informes engañosos e incorrectos”, y criticó decisiones puntuales como el pedirle prueba PCR a personas procedentes de China, la política sobre la vacunación de adultos y niños, así como la negativa al uso de la mascarilla en ciertos espacios.

Corrales realizaba esta asesoría ad honorem, es decir, sin recibir ningún pago, no obstante, mencionó que su compromiso con la lucha de la pandemia la llevó a mantenerse en el grupo, sin embargo, considera que su colaboración ya no está siendo valiosa para la cartera de salud, razón por la cual, decidió apartarse del grupo. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA