La Policía de Tránsito informó que gracias a sus controles en carretera, durante el 2022 se realizó casi 17 mil alcoholemias en carretera de las cuales, 3 300 resultaron positivas, es decir, el 20%.

Una de las cosas que más llama la atención en esta cifra es que, del total de muertes que se registraron durante el año anterior, por cada una de ellas, la Policía de Tránsito logró detener a 123 conductores que manejaban bajo el estado de ebriedad, evitando así más accidentes fatales.

Según registra en los datos de estas autoridades, 2557 conductores fueron remitidos al Ministerio de Salud para afrontar la causa penal debido a esta delito mientras que otros 380 fueron sancionados con un multa de ¢334 000 y la pérdida de 6 puntos en su licencia. Por otro lado, 393 más no recibieron ningún tipo de sanción ya que, a pesar de que la alcoholemia salió positiva, el nivel era muy bajo.

Felipe Venegas, Jefe de Operaciones de la Policía de Tránsito lamenta mucho estas cifras ya que, aunque lograron evitar más muertes con la detención de más de dos mil conductores, según dijo son muchas las personas que insisten en manejar bajo los efectos del alcohol y esto refleja una gran irresponsabilidad por parte de la población.

De todas las alcoholemias que salieron que salieron positivas a lo largo del año, el 14% se dieron durante el mes de diciembre.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA