El papá de María Luisa Cedeño tiene un único consuelo para afrontar el asesinato de su hija: “Sé que en cualquier momento me voy (haciendo alusión a que morirá); tengo 82 años, y estaré con ella. Eso me reconforta”.

Esas declaraciones las rindió Arnoldo Cedeño la mañana de este martes, por medio de videoconferencia, ante el Tribunal Penal de Quepos.

Esta fue la primera vez que el señor habló sobre el crimen de su hija, el cual ocurrió en julio del 2020 en el hotel La Mansión Inn, en Quepos.

En su testimonio, Arnoldo aseguró que la muerte de su hija lo impactó porque ella era su “ángel de la guarda”.

“Me curaba en todo. Cuando uno se hace viejo, ocupa de doctores y me quedé sin nada. Ahora tengo que jugármela como Dios quiera”.

Pero, pese a eso, dijo sentirse tranquilo, porque “yo creo mucho en Dios y entiendo que en esta vida todo pasa por algo”.

“Le he pedido mucho a Dios que me de conformidad. Lo que yo pienso y lo que me ha hecho sentirme conforme es que ella está en los reinos de los cielos. Lo que le hicieron fue fatal, pero me conforma a mí saber que está gozando a la par de nuestro Señor”, apuntó.

Cuando le preguntaron qué espera de este proceso judicial, Arnoldo aseguró que, más allá de lo que ocurra, lo que pide es “justicia divina”.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA