Aunque para muchos la corona de Miss Universo 2023, en su edición 71, le correspondía a la representante de Venezuela, Amanda Dudamen, que alcanzó el segundo puesto junto a otra hispana, Andreina Martínez de República Dominicana,  los 8 jurados declararon a la estadounidense R’bonney Gabriel de 28 años como la nueva reina de la belleza global.

84 mujeres compitieron por la corona en Nueva Orleans, Estados Unidos el fin de semana anterior. El certamen incluyó declaraciones personales, entrevistas en profundidad, trajes típicos y concursos de trajes de baño y vestidos de noche como es habitual.

Una de las sorpresas de la noche fue el anuncio de la siguiente ceremonia anual, que para el 2024 se realizará en El Salvador. El aviso fue dado por el propio presidente Nayib Bukele, quien aprovechó la ocasión para vender su país como el destino más seguro de Latinoamérica.

Hasta el último minuto del concurso la estadounidense, quien había sido Miss Texas estuvo mano a mano con la venezolana, quien es diseñadora de modas y su astuta respuesta sorprendió a propios y extraños:

“Soy diseñadora de modas de profesión, pero como mujer soy diseñadora de sueños”.

Centenares de usuarios en redes sociales descalificaron a la actual reina y aseguran que ganó por tener vínculos con las marcas patrocinadoras y muchas más horas de preparación para sus temas.

La tica María Fernanda Rodríguez Ávila no logró entrar entre las 16 semifinalistas. Rodríguez es una ingeniera civil apasionada por los idiomas. Recientemente, se graduó en portugués, su tercer idioma, y continúa sus estudios con el lenguaje de señas costarricense. Es una entusiasta de los deportes y practica artes marciales mixtas, ballet y natación.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA