Desde que se vio obligado a dejar en poder en julio, el ex primer ministro británico Boris Johnson no ocultó sus esperanzas de volver a la política. Pero el persistente “partygate”, escándalo de las fiestas durante los confinamientos, lo amenaza con nuevas revelaciones.

Contradiciendo su afirmación de que siempre se respetaron las normas anticovid en sus oficinas de Downing Street, Johnson supuestamente bromeó sobre una celebración en noviembre de 2020, durante el segundo confinamiento en Inglaterra, afirmando que era “la fiesta con menos distancia social de todo el Reino Unido”.

Esto fue revelado por ayudantes entrevistados para un podcast de ITV, según quienes algunos miembros del equipo del ex primer ministro destruyeron documentos antes de una investigación interna y otra policial y otros mantuvieron relaciones sexuales en una fiesta desenfrenada la noche antes del funeral del príncipe Felipe, marido de Isabel II fallecido en abril de 2021.

“Cuando el desacreditado ex primer ministro planea su regreso, esto nos recuerda una vez más por qué es totalmente inadecuado para un cargo público”, respondió la número dos del opositor Partido Laborista, Angela Rayner.

“Mientras la gente no podía despedirse de sus seres queridos o llorar con sus familias, él rompía sus propias normas y luego mentía al pueblo británico”, agregó.

El podcast de ITV fue difundido esta semana, antes de la próxima apertura de una investigación por una comisión parlamentaria que podría suponer la suspensión o incluso la expulsión de Johnson de la Cámara de los Comunes.

El denominado “comité de privilegios” investigará si el exlíder mintió al Parlamento cuando, tras la filtración de un vídeo comprometedor en diciembre de 2021 aseguró a los diputados que “se habían respetado las normas en todo momento”.

“Todos lo vimos en directo y nos quedamos boquiabiertos”, dijo a ITV una fuente de Downing Street que asistió a las fiestas. “Nos sorprendió que lo negara. Él estaba allí. Nosotros estábamos allí. Estábamos todos juntos”, agregó.

– El último clavo –

Después de que los diputados de su Partido Conservador se cansaran de los incesantes escándalos y le empujaron a dimitir, Johnson intentó protagonizar un regreso en octubre, cuando su sucesora, Liz Truss, se vio también obligada a abandonar el poder por sus polémicas políticas económicas.

Sin embargo, tras un apresurado regreso de sus vacaciones en el Caribe, acabó retirándose de la carrera y permitiendo que el actual primer ministro conservador, Rishi Sunak, tomara el relevo de Truss.

Un diputado conservador calificó el podcast de ITV como “el último clavo en el ataúd de su retorno” político, según el diario The Independent.

Pero Johnson y sus acólitos, como la ex ministra Nadine Dorries, no se rinden.

“La mayoría de gente en su sano juicio sabe que (los diputados conservadores) estaban completamente equivocados. Nada nos ha ido bien desde el día en que sacaron a Boris Johnson”, declaró Dorries a TalkTV el martes.

Y el propio Johnson hizo una apasionada defensa de su trayectoria en el londinense Carlton Club, durante un reciente evento que, según el Sunday Times, era el inicio de una ofensiva de retorno antes de las elecciones locales británicas de mayo, que los sondeos vaticinan adversas para Sunak.

Pero un exministro dijo al Independent que las nuevas revelaciones “hará que la investigación del comité de privilegios sea más dura para Boris” porque “si esto se demuestra, es evidente que sabía lo que estaba pasando”.

“Me preocupa que algunos de sus partidarios sean ajenos a la realidad y traten de causar trastornos innecesarios impulsando” su retorno político, agregó.

Un portavoz de Johnson no negó que este dijera la frase “la fiesta con menos distancia social”. Pero subrayó que el exlíder había “trabajado constantemente” para garantizar que el gobierno hiciera todo lo posible para proteger las vidas y los puestos de trabajo de los británicos durante la pandemia.

© Agence France-Presse

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA