Jorge Torres, ministro de Seguridad Pública, lamentó la gran cantidad de asesinatos que se ha presentado en las primeras dos semanas del año, pero también pidió al Poder Judicial ser más riguroso, porque en algunos casos, asegura el jerarca, quienes cometen un delito tienen antecedentes penales.

Según Torres, a pesar de las miles de detenciones realizadas por la Fuerza Pública en el último año, la población carcelaria no ha aumentado, lo que quiere decir que en la mayoría de casos quedan en libertad, en algunos casos, con la tobillera electrónica como única medida.

El jerarca lamentó que en los últimos asesinatos, el asesino sea una persona con antecedentes penales.

“Por ejemplo, el femicidio de Parrita era una persona que había sido pasada por femicidio y ¿por qué estaba libre? En el caso del muchacho de San José, que fuimos tan cuestionados porque vilmente fue apuñalado un joven que no tenía nada que ver, un joven de bien, y a los tres meses quedaron libres con una tobillera, y yo les digo, ¿qué pasa el control político con el Poder Judicial?”, aseguró Torres.

El ministro hizo hincapié en el tema del narcotráfico, principal causa de asesinatos en el país, y criticó que tras detener a narcotraficantes, al tiempo están libres.

“Si el narcotráfico nos está causando daño, ¿por qué esas personas las capturamos con una tonelada y a los seis meses o año y medio están afuera, si fueron condenados a 15 o 20 años?”, agregó.

Por eso, el jerarca pidió unir fuerzas con el Poder Judicial.

“También necesitamos el brazo fuerte del Poder Judicial, al cual le hago un llamado vehemente, respetuoso porque somos poderes independientes pero sin embargo tenemos que estar al mismo nivel”, finalizó.

El ministro además aseguró que necesita recursos, para contar con mayor cantidad de policías y más y mejores equipo.

Según Adriana Orocú, presidenta de la Asociación Costarricense de la Judicatura (Acojud), el problema no se da cuando los casos llegan al Poder Judicial, sino que lo que hay que revisar y mejorar, son las causas que provocan el aumento de la delincuencia de nuestro país.

“El tema es multicausal, recordemos que al Poder Judicial llegan las causas cuando ya se han cometido los delitos, pero tiene que haber una situación de políticas públicas y de prevención que precisamente anteceda a que se causen esos delitos, a que haya mejores condiciones de distribución, mejores condiciones de trabajo, mejores condiciones de educación, mejores condiciones de sanidad emocional y física de las personas para que el incremento en este tipo de delincuencia no sea tan terrible como lamentablemente lo ha sido en el país, y no solo en el país, es una condición del deterioro de las condiciones sociales en toda América Latina, hay una relación proporcional con el aumento de la delincuencia”, explicó Orocú.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA