Un patrullaje policial dio el pasado jueves con la detención del mayor cargamento de la historia del país, de cianuro en la zona norte muy cerca de la frontera con Nicaragua.

Se presume que el cargamento sería utilizado para extraer oro en el sector de Crucitas por mineros artesanales ilegales que todavía frecuentan la zona.

No obstante, la alta toxicidad del producto representa un riesgo para la población, por lo que es estrictamente regulada su manipulación y uso en el país, y el Ministerio de Salud ya se encuentra realizando las labores para la eliminación correcta de este químico.

Según Ricardo Morales, Director a.i. de la Dirección de Protección Radiológica y Salud Ambiental del Ministerio de Salud, existe un presupuesto reservado en la entidad para la contratación de empresas autorizadas en la destrucción de este líquido mortal.

“El Ministerio de Salud gestiona la destrucción de estos (químicos), a través de un gestor autorizado de residuos, el proceso, es un proceso de neutralización química con hipoclorito y para eso el ministerio cuenta ya con un presupuesto reservado para estas contrataciones, son contrataciones abiertas y conforme van apareciendo residuos peligrosos, entre ellos el cianuro, pues se va efectuando la autorización y disposición final”, explica Morales.

Según el Ministerio de Seguridad, en febrero de 2019 en Peñas Blancas de La Cruz, la Fuerza Pública decomisó 1.900 kilos de cianuro y en diciembre de 2021 en la localidad de El Deliro de Upala, se incautó 1.125 kilos, sin embargo, ninguno como el de realizado la semana anterior de casi ocho toneladas.

Expertos en química, como el profesor de la Universidad de Costa Rica, Dario Chinchilla señala que el cianuro se puede extraer de manera natural, pero existen empresas a nivel mundial que lo producen y lo venden a nivel comercial.

 

Chinchilla confirma que este elemento químico tiene usos tanto legales como ilegales en el mundo, lo cual lo ha convertido en un tema controversial.

“Son muy utilizados en la industria química, por ejemplo en la producción de plásticos, herbicidas, explosivos o de tintes, pero también tiene un fuerte uso en la minería en la extracción de oro, (…) este proceso es bastante controvertido en muchos países está prohibido, incluyendo Costa Rica, en donde existe la ley que se prohíbe la minería a cielo abierto y el uso de mercurio y cianuro, entonces los residuos que se generan acá son bastante problemáticos”, detalló el académico.

No obstante, explica que no es común el uso de cianuro en la minería artesanal, pues requiere un mayor conocimiento químico para lograr un producto final de mayor calidad, sin embargo, es más eficiente (90%) extraer el oro con este elemento, que con el mercurio (30%).

El docente de la Facultad de Química de la UCR asegura que los efectos en los humanos, como en el ambiente son nocivos, e incluso letales, por eso es necesario una manipulación especializada.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA