La violencia contra la mujer no es tema nuevo; por el contrario, es notorio el aumento no solo en la cantidad de casos, sino, incluso, en la forma en cómo se cometen estos delitos.

Evidentemente, es una situación que, más que preocupar, ocupa a las autoridades actuales, sobre todo porque, según las palabras de Cindy Quesada, ministra de la Condición de la Mujer: “Hay un Estadio Nacional lleno al año de denuncias por violencia en contra de la mujer”.

Lo anterior implica que, anualmente, el Poder Judicial recibe a más de 30.000 mujeres que buscan ayuda porque están siendo agredidas por sus parejas, exparejas o por otros hombres que se aprovechan de su condición de vulnerabilidad.

No es una cifra menor, principalmente si se valora que estas son las mujeres que sí denuncian; es decir, la estadística incrementaría por mucho si todas aquellas víctimas decidieran romper el silencio, apuntó Quesada.

Escalonada en violencia

Y es que además de la gran cantidad de mujeres que se convierten en víctimas, está el latente peligro de que estos golpes escalen hasta llegar a convertirse en femicidio.

En el 2021 se registraron 27 crímenes de mujeres; mientras que en el 2022, fueron 15. En los primeros doce días de este año, se tienen dos femicidios confirmados.

La ministra de la Mujer dijo que, actualmente, hay otras muertes que están siendo investigadas para determinar si se clasifican como tal. Agregó que este análisis es tan detallado porque, incluso, hay ajustes de cuenta relacionados al narcotráfico que se cometen en perjuicio de mujeres, pero que el objetivo es vengarse de algún hombre. “Si ese es el escenario, entra como femicidio”, acotó.

Como parte de ese estudio que se hace de la situación, Quesada dijo que les llama la atención que cada vez matan a mujeres más jóvenes, que, usualmente, son mamás, por lo que los niños quedan huérfanos de madre y padre (porque generalmente va a prisión).

Trabajo

Por ello, añadió, como parte de la ruta estratégica para la prevención de estos crímenes,  es que posicionarán los Puntos Violeta a partir de este trimestre.

Este proyecto es que, en lugar de tener solamente seis delegaciones del Instituto Nacional de Mujeres (Inamu) alrededor del país, tendrán 31. Allí, la víctima recibirá el apoyo y acompañamiento que necesita para interponer la denuncia.

“A veces tendemos a dejar sola a la mujer porque regresó con el hombre que la agredía y ¿qué pasa? El agresor la aísla y eso hace que no tenga ayuda, no tendrá quién la proteja. Es una mujer que tiene un desbalance (…) y que muchas veces tiene una serie de situaciones psicológicas que muchas veces no le permite tener la libertad o la capacidad de romper estos ciclos y sigue en ciclos hasta que termina en un desenlace fatal. Por eso promovemos estos Puntos Violeta“, insistió.

No obstante, allí pueden acudir también familiares o amistades de la mujer que conocen lo que ocurre y que buscan ayudarla.

“No solo es la propia víctima; el objetivo es romper el silencio para ya entrar nosotros, como institución, a acuerpar a la mujer”, acotó.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA