AFP. Un tribunal condenó este martes a la vicepresidenta argentina Cristina Kirchner a seis años de prisión y la inhabilitó para ocupar cargos públicos de manera perpetua, tras hallarla culpable de fraude y corrupción mientras se desempeñó como presidenta de Argentina, de 2007 a 2015.

Kirchner, de 69 años, fue hallada culpable de “administración fraudulenta” en perjuicio del Estado en el otorgamiento de obras viales en la provincia de Santa Cruz (Patagonia, sur), de donde es originaria.

La causa tiene un fuerte impacto político en un país polarizado entre el gobernante peronismo y la oposición de derecha, en medio de una grave crisis económica con casi 100% de inflación anual estimada.

Pese a la condena, Kirchner no irá a prisión por contar con fueros.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA