El retiro de la corriente administrativa del proyecto de ley 23238 que autorizaría al Gobierno a subsidiar a los arroceros, es un claro mensaje de improvisación, así lo denuncia la Corporación Arrocera Nacional, CONARROZ.

Según la organización, desde el 17 de octubre, el Departamento de Estudios Técnicos de la Asamblea Legislativa advirtió que el proyecto carecía de precisión en cuanto a la cantidad exacta de beneficiarios, el costo total del subsidio y la fuente de financiamiento.

Argumentan que de manera similar y tres días antes del retiro del Proyecto de Ley por el Ejecutivo, la Contraloría General de la República manifestó que la iniciativa no se fundamentaba en estudios técnicos que analicen la problemática real que afecta a los arroceros nacionales, en particular no se refiere a las causas y los efectos de los
problemas que acontecen a ese sector.

“Al gobierno no le quedó otra más que retirar el proyecto, demostrando nuevamente que las medidas que propone para compensar a los arroceros nacionales por los problemas derivados de la Ruta del Arroz son improvisaciones, que están causando graves consecuencias irreparables para un sector en ejercicio que hoy está dejando de generar empleo en zonas rurales”, aseguró Fernando Araya, director ejecutivo de CONARROZ.

Araya también mencionó la improvisación con la medida compensatoria de la compra del arroz por parte del Programa de Abastecimiento Institucional del CNP a los micro, pequeños y medianos productores; el director explica que el CNP está limitado por la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, y tiene un techo presupuestario que no puede pasar por la Regla Fiscal, además, recalca que la capacidad de mercado de la institución es limitada.

Por otro lado, los arroceros denuncian que hoy el CNP-PAI ha comprado más de lo que puede vender en un año, es decir, no podrá comprar las cosechas de Guanacaste.

“Implementar esas medidas, sin antes tener propuestas viables que dieran alternativas y
sostenibilidad al sector, solo dejan una duda sobre la verdadera intención del Ejecutivo, ya que se prometió a los productores dormir tranquilos, pero ha sido todo lo contrario, estamos ante una ruta de eliminación de una actividad clave para Costa Rica, a partir de una propuesta que a todas luces siempre resultó catastrófica para los productores nacionales. El gobierno tiene una solución rápida, solo los ríos no se devuelven. La rectificación del 35% del arancel, aplicar mecanismos OMC para asegurar equilibrio en el precio de materia prima y que así los agroindustriales puedan mantener precios justos a los consumidores y productores”, concluyó Araya.

Ver más: Arroceros presentan demanda contra el Gobierno por la Ruta del Arroz

Intentamos conocer el criterio del Ministerio de Economía, Industria y Comercio y del Ministerio de Agricultura sobre lo que menciona el CONARROZ, sin embargo, en el MEIC mencionaron que el tema debía ser tratado por el MAG, y de esta institución no recibimos respuesta.

¿Qué es la Ruta del Arroz?

El pasado 6 de julio el Gobierno presentó una serie de propuestas para que los costarricenses paguen por un arroz de calidad, pero a más bajo precio. Para lograr este objetivo creó una ruta la cual, no solo busca beneficiar al consumidor, sino a los pequeños y medianos productores.

“La ruta del arroz empezó con el decreto para quitar el precio mínimo del arroz en Costa Rica. Luego, eliminamos una restricción a la competencia, donde solo 5 o 6 grandes podían fortificar el arroz. Ahora vamos a bajar el impuesto a la importación”, afirmó hace algunas semanas el presidente Rodrigo Chaves, quien ha defendido la decisión, junto con la organización, Consumidores de Costa Rica.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA