AFP- El personal de ambulancias británico votó a favor de ir a la huelga, sumando su acción a las ya convocadas antes de Navidad por el personal de enfermería y otros sectores para reclamar mejoras salariales que fueron rechazadas el miércoles por el gobierno conservador.

El sindicato GMB anunció el miércoles que más de 10.000 de sus miembros votaron a favor de la huelga, después de que sus compañeros de la central sindical Unison lo hicieran el martes por la noche.

“El personal de ambulancias, como el resto de personal del NHS”, el servicio nacional de salud británico, “está agotado”, declaró Rachel Harrison, secretaria nacional de GMB, que instó al gobierno conservador a “evitar un invierno de huelgas negociando un merecido aumento salarial”.

Los paramédicos, los técnicos de ambulancias y los servicios de atención a las llamadas de emergencia se declararán en huelga durante 24 horas antes de Navidad, anunció por su parte Unison, advirtiendo que será su mayor paro en 30 años.

Pero el ministro de Sanidad, Steve Barclay, aseguró que en un Reino Unido sumido en la recesión y con muy alta inflación, “las exigencias de los sindicatos no se pueden costear”.

La huelga afectará a Londres y a otras cuatro zonas de Inglaterra y se suma a la convocada previamente en la sanidad pública por el personal de enfermería en todo el país salvo Escocia, para reclamar mejoras salariales por encima de una inflación que supera ya el 11%.

El sindicato de enfermeras y enfermeros Royal College of Nursing (RCN) celebrará el primer paro de este tipo en sus 106 años de historia los días 15 y 20 de diciembre.

Que el personal de ambulancias también haga huelga es una “decisión difícil”, reconoció la secretaria general de Unison, Christina McAnea.

“Pero miles de trabajadores de ambulancias y sus colegas del NHS saben que los retrasos no disminuirán, ni los tiempos de espera se reducirán, hasta que el gobierno actúe sobre los salarios”, subrayó.

La huelga de enfermeros se intercalará con varios paros de los trabajadores de ferrocarriles y también los empleados del servicio de correos convocaron nuevas huelgas en vísperas de la Navidad.

Numerosos empleados en sectores públicos y privados, desde abogados hasta personal de tierra en los aeropuertos, realizaron huelgas este año, a medida que el Reino Unido se sumía en su peor crisis del coste de la vida en generaciones.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA