Durante la pandemia nació el Despacho de Apoyo Psicológico del Ministerio de Salud, con el fin de atender a personas que sufren de depresión e ideaciones suicidas que se afrontaban.

El servicio, que se brindaba a través de la línea de emergencias 9-1-1, inició labores en mayo del 2020, y finalizó este 30 de noviembre.

Según un comunicado de prensa enviado en conjunto por el Ministerio de Salud y el servicio de emergencias 9-1-1, se indica que el cierre se da debido a la finalización de contrato de servicio con especialistas en psicología.

En la Asamblea Legislativa, el diputado Jonathan Acuña resaltó la labor realizada por este despacho en más de dos años, indicó que en ese periodo se recibieron más de 18 mil llamadas, de las cuales 15 mil recibieron apoyo psicológico, más de mil de ellas con ideas suicidas. Por eso, pidió que no se cierre el despacho.

“Diputados y diputadas, aquí hay que cerrar filas con la ciudadanía, hay que cerrar filas con los derechos de la gente, yo hago un llamado al Poder Ejecutivo, hago un llamado al oficialismo. Nos hablan de unos 100 mil dólares por semestre, necesarios para que esto siga funcionando y que la gente tenga el chance de acudir a la línea del 9-1-1 y saber que pueden tener atención para su salud mental”, manifestó el frenteamplista.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA