AFP- Un importante grupo de activistas afganas pidió a la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores de Pakistán, de visita el martes en Kabul para abordar las relaciones bilaterales con los talibanes, que no se olvidara de la situación de las mujeres.

La visita de Hina Rabbani Khar, quien también fue la primera mujer en ser ministra de Exteriores en Pakistán en 2011 pero que ahora es secretaria de Estado, tiene lugar pocas semanas después de que los talibanes impusieran nuevas restricciones a las mujeres, como prohibirles el acceso a los parques públicos o a los gimnasios.

“Usted es un ejemplo de la condición de las mujeres en nuestro país vecino”, declaró la Red de Mujeres Afganas, que reúne a varios grupos de activistas feministas, en una carta abierta a Khar.

“Le pedimos que utilice su visita, no sólo como ministra, sino también como mujer y como dirigente musulmana, para apoyar a las mujeres de Afganistán y reforzar nuestra solidaridad”, añadió.

Pakistán mantiene relaciones complicadas con los talibanes. El país suele ser acusado de haber ayudado al régimen desde su surgimiento a principios de los años 1990 y luego tras la invasión de Estados Unidos de Afganistán en 2001, aunque oficialmente Islamabad apoya a Washington.

Tras 2001 y la caída del primer régimen talibán, los dirigentes de este movimiento se refugiaron en gran parte en territorio paquistaní, sobre todo en Quetta (oeste), donde pudieron afianzar la resistencia durante dos décadas.

Los talibanes volvieron al poder en Afganistán en agosto de 2021, en paralelo de la retirada de las tropas estadounidenses y extranjeras del país.

Pakistán cuenta con más de un millón de refugiados afganos. En la frontera permeable entre los dos países se encuentran desde hace tiempo numerosos grupos armados.

Por el momento, ningún país, tampoco Pakistán, ha reconocido el gobierno talibán y hay muy pocas visitas de los diplomáticos extranjeros.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA