El Relator Especial sobre formas contemporáneas de esclavitud designado por Naciones Unidas, Tomoya Obokata, presentó este viernes una breve valoración de su paso por nuestro país.

La visita de Obokata tenía como objetivo evaluar el progreso que el gobierno de la República ha logrado en la erradicación de prácticas que puedan ser consideradas como esclavitud moderna.

El Relator Especial estuvo en Costa Rica desde el pasado 16 de noviembre y hasta este viernes 25. En su estancia tuvo la oportunidad de reunirse con funcionarios públicos y altos mandos del gobierno, diputados, miembros del Poder Judicial, la Defensoría de los Habitantes, organizaciones de la sociedad civil, grupos de minorías migrantes, pueblos indígenas, afrodescendientes, activistas LGBTIQ+, sindicatos, comunidad empresarial, así́ como organizaciones internacionales y la comunidad diplomática.

Entre los aspectos positivos encontrados por Obokata, reconoce que nuestro país posee diversos marcos jurídicos aplicables a las formas contemporáneas de esclavitud que incorporan algunos de los principales instrumentos internacionales de derechos humanos y laborales.

“Estoy motivado por el progreso que Costa Rica ha logrado para prevenir las formas contemporáneas de esclavitud y la protección de las víctimas, particularmente importante las acciones en contra del trabajo infantil. Costa Rica se ha unido a la Alianza 8.7 y a redes internacionales que han demostrado un fuerte compromiso en contra de las violaciones de los derechos humanos” indicó Obokata.

El Relator Especial hizo mención a los grupos pro defensa de los derechos humanos. “Estoy motivado por la alta presencia de la sociedad civil y de activistas a favor de los derechos humanos en Costa Rica, incluyendo organizaciones dedicadas a proteger de las víctimas de formas contemporáneas de esclavitud, sindicatos, y defensores de los derechos de migrantes, indígenas, minorías y de la comunidad LGBTIQ+.”

A pesar de las conclusiones positivas, Tomoya Obokata, encontró diversos puntos de mejora que nuestro país debe realizar en esta material, ya que de una forma o de otra se siguen presentando casos de esclavitud moderna.

“Los índices de enjuiciamiento y los castigos de los causantes de las formas contemporáneas de esclavitud son muy bajos, así como la protección de las víctimas, esto puede no enviar un mensaje fuerte a los traficantes, contrabandistas y aquellos que participan en formas contemporáneas de esclavitud, por lo tanto, Costa Rica debería aumentar varias penas. Esto quiere decir que este tipo de crímenes siguen ocultos en muchas partes del país.”

Relacionado con los aspectos de mejora, Obokata también indicó que “otro punto importante son las inspecciones labores, más del 95 % de los lugares visitados dijeron que el trabajo de los inspectores es poco efectivo, burocrática y poco transparente.”

El Relator Especial terminó destacando el compromiso de Costa Rica de no dejar a nadie atrás, sin embargo, indicó que hay que trabajar más en este aspecto, pues muchos grupos marginados y minorías están en riesgo de sufrir alguna forma de esclavitud moderna debido a su poca exposición pública.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA