En el 2019, un policía fue condenado a 12 años de cárcel por matar de un balazo en la espalda a un delincuente en Osa, Puntarenas, cuando este último huía para evitar su captura.

Se trata de un oficial, de apellidos Monge Arias. A él, el Tribunal Penal de la localidad le reprochó haber disparado contra el ladrón de “manera desmedida, sin proporción alguna”. Eso motivo a que lo sentenciaran por un delito de homicidio simple.

De esa sentencia ya pasaron tres años, pero la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) revive el caso para pedir un indulto a favor del oficial.

Minor Anchía, asesor sindical de la ANEP, es el firmante de esa solicitud de excarcelación enviada al presidente de la República, Rodrigo Chaves, el pasado 14 de noviembre bajo el oficio ANEP-UDO-0731-2022. Dijo contar con el respaldo, también, de Jorge Luis Torres, ministro de Seguridad.

Anchía explicó que conoce a Monge desde hace ya bastante tiempo. Lo puede describir como “una persona trabajadora, humilde, honrada, el cual tiene una trayectoria limpia, caracterizada por la disciplina y el respeto a sus superiores”.

Además, consideró Anchía, el Tribunal nunca tomó en cuenta que “el oficial nunca tuvo el ánimo de causar daño, mucho menos de quitarle la vida al presunto delincuente”.

Indicó que los jueces no valoraron que al momento de los hechos, Monge y el delincuente se encontraba en una zona con “topografía irregular, lo cual pudo incidir en la trayectoria de la única bala que disparó de su arma de reglamento”.

Por ello, pidió al mandatario valorar su liberación, ya que “la condena supra indicada ha desgarrado la moral y el alma de la Fuerza Pública”.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA