Más de 100 países participan en la Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (19) o Convención de Cites que analiza el futuro de la protección de 600 especies de vida silvestre.

La cita se lleva a cabo en el Centro de Convenciones de Panamá e inició el pasado 14 de noviembre y finalizará el 25 de este mismo mes, en donde se incluyen temas como el aumento de la protección a los hipopótamos, elefantes, ranas cristal, tiburones y rayas.

El evento cuenta con la participación de una delegación costarricense con especialistas del MINAE y de INCOPESCA quienes han estado considerando en estos días, las más de 52 propuestas para evitar que el comercio internacional amenace la supervivencia de especies de animales y plantas silvestres

Específicamente, Costa Rica ha venido avanzado en la implementación de medidas necesarias tras la inclusión de especies de tiburones y rayas en los Apéndices la Convención CITES, situación que no ha sido fácil, debido a los grandes retos que tiene la inclusión de estas especies altamente migratorias.

Incluso, el país ha llegado a actualizar el Plan de Acción Nacional para la Conservación y Ordenación de los Tiburones elaborado por el INCOPESCA, del cual el MINAE es parte, con el fin de fortalecer las acciones para garantizar la conservación y el manejo responsable de las especies de tiburones presentes en las aguas donde operan las embarcaciones con bandera costarricense.

Durante las sesiones de los Comités I y II de la COP19 se han tomado varias decisiones en cuanto a las propuestas de inclusión en los apéndices de las especies de interés pesquero y acuícola.

Por ejemplo, la propuesta 37 sobre tiburones de la familia Carcharhinidae fue ampliamente discutida y analizada, siendo finalmente aprobada bajo una votación secreta; la propuesta 38 de las especies de la familia Sphyrnidae, donde se incluyen los tiburones martillo, se aprobó bajo consenso sin ser necesaria una votación; la propuesta 40 de las especies de la familia Rhinobatidae, se aprobó bajo un esquema de votación secreta.

Costa Rica se abstuvo en la propuesta 41, referente al pez endémico brasileño; sin embargo, se va a abrir de nuevo la votación en la plenaria y el país está dispuesto a apoyar la iniciativa, si cumple con el criterio técnico necesario. Es importante aclarar que todas las propuestas pueden ir a la plenaria y se puede abrir la votación de nuevo.

La delegación costarricense ha tomado como principales argumentos para su decisión, los criterios del Panel de Expertos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el criterio emitido por CICAA, CIAT, el Grupo de Tiburones y Especies Altamente Migratorias de OSPESCA y la experiencia que ha tenido Costa Rica para la implementación de aquellas especies de tiburones que ya se encuentran en los Apéndices de la CITES.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA