La Corte Suprema de Justicia volverá a realizar sesiones presenciales, luego de mantener durante  casi tres años un sistema híbrido que se instauró a causa de la pandemia por el covid-19.

La decisión se tomó en la sesión de Corte Plena de este lunes 21 de noviembre, cuando se sometió a votación la propuesta planteada por el Despacho de Presidencia de la Corte.

Róger Mata, director del despacho, recomendó días atrás que, debido a los problemas técnicos que se suscitan lunes con lunes (días en los que se reúnen los 22 magistrados a ejercer gobierno judicial), él recomendaba que las sesiones de Corte Plena contara con la presencia física de todos los altos jueces. Así, añadió, se evitarían atrasos que terminan repercutiendo directamente en la agenda de esa Cámara.

12 de los 21 altos jueces presentes acogieron lo planteado por Mata.

Iniciativa

Luego de que Mata expuso esa recomendación en Corte Plena a inicios de noviembre, el presidente de la Sala Constitucional, Fernando Castillo, mostró su oposición al indicar que volver a la presencialidad significaba un retroceso.

Mencionó que viajar desde Heredia hasta San José centro en las mañanas era “algo terrible” por la congestión vial. Aseguró que ese traslado le implicaba hasta levantarse a las 4:30 a. m.

Ante esa intervención, la Asociación Nacional de Empleados Judiciales (Anejud) reprochó las palabras de Castillo. En una misiva enviada el 17 de este mes a Corte, el presidente de ese grupo, Kenneth Álvarez, calificó de “desafortunadas” las declaraciones del presidente.

“¿Qué puede sentir un funcionario judicial a quien le exigen cumplir una disposición institucional, pero que los mismos jerarcas alegan complicaciones de tránsito vehicular y de distancia como motivo para no presentarse de forma física al trabajo?”, señaló Álvarez.

Además, consideró que estaba anteponiendo sus necesidades a los atrasos que, según dijo, se generan en la agenda de Corte Plena.

“Se han visto interrumpidas muchas sesiones porque se ha durado hasta una hora con treinta (minutos) para establecer conexión con quien se conecta de forma remota, ya sea de casa o de lugar donde se encuentre. Esto porque presenta dificultades técnicas con sistemas de votación e incluso con sonido ambiente, entre otros que conllevan a atrasos hasta excesivos. No causarían inconvenientes si se realizaran de forma presencial”, recalcaron.

Discusión

En la sesión de este lunes, Castillo volvió a enfatizar que apoya el modelo mixto porque “en nada afectamos las labores”. “El teletrabajo genera ahorro de recursos (al Estado), facilidad e integración familiar”, acotó.

Contrario a su parecer, el magistrado Luis Fernando Salazar dijo que apoyaba la gestión del despacho ya que los problemas técnicos “se repiten lunes con lunes”. Aseguró que eso provoca que se “pierda valioso tiempo de hasta 45 minutos en primera y segunda sesión”.

Luego de que varios altos jueces -como Roxana Chacón, Fernando Cruz, Iris Rocío Rojas y Sandra Zúñiga- expusieron sus puntos de vista, pasaron a la votación.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA