Colaboró con esta información la periodista Viviana Víquez

Catorce tiendas de la cadena SYR fueron clausuradas este viernes, luego de que distintas autoridades hicieran una revisión y se percataran de que existía irregularidades con el tema de las patentes.

El operativo realizado en esta cadena se da luego de que, a principios de semana, trascendiera que dos empleadas fueron brutalmente golpeadas con tubos por supuestamente robarse un dinero de la caja fuerte.

En la acción, participan distintos cuerpos, entre los cuales está la Policía Municipal de San José, la Policía de Control Fiscal (PCF), el Ministerio de Salud, la Fuerza Pública, Migración, el Instituto Nacional de Seguros, entre otros.

El objetivo, indican las autoridades, es revisar las 18 tiendas que están en el casco josefino y determinar si estos negocios operan bajo la legalidad en sus áreas de competencias.

Asimismo Deytel Beita, jefe de operaciones de la Policía Municipal, indicó que, por el momento, no está previsto detener al representante legal de esta cadena de tiendas.

Él indicó que, si bien es probable que en las próximas horas sea requerido por las autoridades judiciales, lo cierto que es de momento no hay una solicitud formal para dicha aprehensión.

Por su parte, Paula Acosta, de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), se hizo presente para mostrar empatía con todos los empleados de esos locales, per principalmente con las dos empleadas agredidas.

“Esto que pasa hoy es un extremo de la violencia física, emocional y mental que sufren los trabajadores de Costa Rica, en especial aquellos que están en gran necesidad. Venimos como muestra de solidaridad porque somos trabajadores y no quisiéramos que nadie sufra esto”, acotó.

Trabajadores con condición migratoria irregular

La Policía de Migración informó que, como parte de este operativo, detectaron que 35 empleados son de origen extranjero. Unos eran asiáticos, nicaragüenses, venezolanos y hondureños.

Según indicó esa autoridad, tras la respectiva revisión, se logró constatar que “algunos” de ellos tienen una condición migratoria irregular. Sin embargo, no se definió cuántos estaban en esa situación.

Asimismo, otras personas si bien tenían permiso para estar en el país, no tenían autorización para trabajar en tiendas, por lo que Migración informó que se dará trámite al proceso administrativo correspondiente.

Por su parte, la Fuerza Pública señaló que su participación en este operativo fue, principalmente, para mantener el orden y la seguridad pública.

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA