La Refinadora Costarricense de Petróleo llevó a cabo el proceso de licitación internacional de compra de gasolinas (súper y regular), diésel y Jet A1, con el fin de garantizar el suministro de combustibles que necesitarán los costarricenses, de diciembre 2022 a noviembre 2023.

“Desde el mes pasado, venimos trabajando en el proceso de compra de los combustibles que necesitaremos en el país durante el periodo de diciembre de este año a noviembre del 2023. Queremos informarles que este proceso ha sido exitoso, porque nos permitirá ahorrarle al país cerca de 64 millones de dólares; es decir, unos 40 mil millones de colones que no saldrán del bolsillo de los costarricenses”, detalló Juan Manuel Quesada, presidente de Recope.

¿Cómo se realizó la adjudicación de los combustibles?

El país realiza compras de combustibles anuales. Estas se realizan mediante procesos de licitaciones públicas internacionales, transparentes y altamente participativas. En esta ocasión se invitó a más de 90 proveedores. Diez de estas empresas de gran renombre internacional presentaron sus ofertas.

En esta licitación se desarrollaron más de 49 mil combinaciones de alternativas, para escoger entre todas la mejor combinación de ofertas para el país, en cuanto a descuentos, volumen, calidad, costos, seguros, días de crédito, trayectoria en el mercado, entre otros aspectos.

Luego del proceso, seis empresas fueron preseleccionadas, a las cuales se les invitó a ofertar un mejor precio, de tal forma que se pudieran comprar combustibles más baratos para los costarricenses.

De las seis empresas, tres fueron adjudicadas. Exxon Mobil y Tartan Oil de origen estadounidense, y Vitol es europea con sede central en Suiza.

El volumen comprado a cada empresa es una estimación según la necesidad y el consumo país, para asegurar el abastecimiento, mantener inventarios que le brinden seguridad energética al país y procurar un costo anual operativo de proveedor estable.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA