Este jueves, tanto el Ministerio de Trabajo como la Municipalidad de San José informaron que investigarán las tiendas SYR, comercio que según un video que circula en redes sociales ha agredido físicamente a varios de sus colaboradores. 

“Las imágenes de la golpiza a unas dependientas, que supuestamente laboraban para la mencionada cadena de tiendas, es un acto bochornoso y detestable, que provoca el más absoluto repudio y que no puede, ni debe ser tolerado en Costa Rica, por lo que se adoptarán las medidas legales que correspondan, en el plazo más breve posible, para sancionar a los culpables y a quienes pudieran haber cometido agresiones similares”, señaló el alcalde de San José, Johnny Araya.

Araya Monge instruyó a las áreas jurídicas y técnicas del municipio, para que de manera urgente se constituya un órgano director, con el compromiso de hacer todo lo que esté en sus manos, en el marco del Estado de derecho y de la legislación vigentes, con el fin de constatar si esta cadena comercial opera de conformidad con la Ley, no sólo en materia laboral, sino en otras, ya que se han presentado denuncias, tales como que no reciben tarjetas de crédito o que operan con música que genera contaminación sónica.

Por su parte, el viceministro de trabajo, Walter Villalobos destacó que esta misma semana se realizará una inspección laboral en los comercios de origen oriental. 

“En la tienda que refiere al video en donde se agrede a dos mujeres se está haciendo una prevención directa sobre lo que significa el maltrato y no respeto a la condición de trabajador, dispuesta en el Código de Trabajo, en los numerales 69 y 70, y estamos buscando la manera para poderle dar un acompañamiento a las personas afectadas que se ven en ese video”, contó el jerarca. 

Villalobos recordó que una vez que se tenga los informes, se estará dando las revisiones correspondientes y el envió, si corresponde, a sede judicial para que el juez de la República haga la valoración y la imposición de la eventual multa de cada uno de los casos. 

El viceministro hizo un llamado para que tanto colaboradores de SYR como de otros comercios en donde pudiera existir situaciones similares, se acerquen al Ministerio de Trabajo o a la Fiscalía y realicen las denuncias respectivas, ya que este tipo de comportamientos son inaceptables en nuestro país. 

Tanto el alcalde como el representante del ejecutivo señalaron que Costa Rica es un Estado social y democrático de derecho, en el cual existen garantías para los trabajadores que, en todo momento, deben respetarse, ya que no es admisible que, por factores supuestamente culturales, haya empresas que no se comprometan a actuar dentro del marco de la Ley.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA