Christian Tijerino López fue visto por última vez en Liberia, Guanacaste, en febrero del 2020; desde entonces, se desconoce su paradero. Por este caso, la Fiscalía acusó a dos hombres por los delitos de homicidio, de privación de libertad y de simulación de delito.

Sin embargo, en la audiencia preliminar realizada la semana anterior en el Juzgado Penal de Liberia, la jueza Yulieth Jiménez descartó el ilícito de homicidio, ya que, hasta la fecha, el cuerpo de Tijerino no ha aparecido. Por lo tanto, no se sabe con certeza que él esté muerto.

Partiendo de ello, Jiménez comunicó este martes 15 de noviembre que dictó un sobreseimiento definitivo a favor de los encartados, de apellidos Woodley Britton y Fallas Gutiérrez, según confirmó el Poder Judicial.

No obstante, por los delitos de privación de libertad y simulación de delito, la jueza sí elevó el caso a juicio, pero únicamente contra el imputado Ugarte Villalobos.

Se intentó conocer si la Fiscalía apelará este fallo; no obstante, al cierre de esta nota, la entidad indicó que no se referirán al tema de momento.

Defensor: Era lo que se esperaba

El abogado de Woodley, José Miguel Villalobos, celebró la decisión judicial, ya que aseguró que era lo que esperaban.

Según expuso el defensor a este medio, durante la audiencia, pretendieron dejar en claro que, para empezar, Woodley no se encontraba en Liberia el día de la desaparición. Eso, agregó, se traía abajo la acusación.

“Me dan la razón en sentido de que él no se encontraba jamás en la zona en donde ocurrieron los hechos, sino que estaba en Uvita de Osa. Es decir, a más de 300 kilómetros de distancia; a nueve horas de manejo (…) Además, una persona que había declarado como testigo desde Estados Unidos había dicho que ella estuvo con Woodley esa noche; era imposible que estuviera en Bagaces”, apuntó.

Para reforzar su teoría, el abogado insistió en que había varios testigos que habían desayunado con Woodley en Manuel Antonio de Quepos. “Jamás podía estar cerca de Bagaces”, recalcó Villalobos.

Asimismo, dijo, la jueza acreditó también que el reconocimiento que hicieron de Woodley estaba “falseado”.

“La persona que dijo que lo reconoció había dicho que no era una persona afroamericana y Woodley es completamente afroamericano. Así que la jueza consideró que no era creíble esa versión”, apuntó.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA