Por medio de un comunicado de prensa, la oficina de prensa del MOPT y CONAVI denunciaron que el proyecto para la ampliación de la Ruta 32 que comunica a Limón con San José está desfinanciado y además, mal diseñado. 

Se notificó además que el proyecto necesitaría entre 300 y 350 millones de dólares adicionales para poder cumplir con el proyecto original. 

Según Mauricio Batalla, director ejecutivo del CONAVI, el proyecto tiene además alrededor de 150 millones de dólares en reclamos por parte de la empresa CHEC. 

Este proyecto se firmó en el 2012 durante la administración de la ex presidente Laura Chinchilla sin embargo, hasta el 2016 se dio la orden de inicio del proyecto por lo que desde ese momento, se provocó un desajuste en el precio final.

Además, estaba previsto que este proyecto durará 48 meses en construcción, es decir 4 años, sin embargo, desde el 2016 han pasado 6 años, es decir, dos años de atraso. 

A esta altura, faltan aún el 70% de expropiaciones por hacerse pese a que se había promovido una ley de expropiaciones para poder llevar esto a cabo en un período de 4 meses. 

Ahora, las autoridades del MOPT y COSEVI consideran que para poder salvar las obras, proponen un presupuesto de 150 millones de dólares para poder salvar el proyecto. 

El ministro Luis Amador informó que además de desfinanciado y mal diseñado, la obra tiene falta de supervisión y que la única es bajar el alcance de la obra; esto se vería reflejado principalmente en los pasos a desnivel pues Amador informa que cada uno de estos tiene un costo de 10 millones de dólares y habría que eliminarlos; en su lugar, se invertiría en realizar más aceras y cruces a nivel con semáforos para poder realizar el cruce de personas.


Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA