En el marco del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora el próximo 14 de noviembre, las Asociaciones Costarricenses de Endocrinología, de Cardiología, de Nefrología y el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica en alianza con organizaciones de pacientes, hacen énfasis en el impacto de la enfermedad en el país y en los desafíos que afronta el sistema de salud.

Estos especialistas mencionan que un paciente mal controlado desencadena una serie de complicaciones por padecimientos correlacionados, así como un incremento en carga económica a los sistemas de salud.

En Costa Rica, aproximadamente 500 mil personas mayores de 19 años son diagnosticadas con diabetes mellitus, una enfermedad metabólica crónica que se caracteriza por mantener niveles elevados de glucosa en sangre y que de ser mal controlada inducirá a complicaciones que pueden provocar la muerte.

“Uno de los mayores retos de los pacientes diabéticos es durante el tratamiento, debido a que es abordado de manera pasiva. En la actualidad se sabe que coexiste con otros padecimientos como enfermedad cardiovascular o falla renal, por lo que es importante buscar un abordaje del paciente de manera holístico e integral, lo que permitirá establecer los mejores tratamientos, planes de seguimiento y análisis que controlen no solo la enfermedad primaria, sino también los padecimientos correlacionados,” explicó Manuel Cerdas, especialista en nefrología.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos de Costa Rica (INEC) del 2019 al 2020 el incremento de la mortalidad relacionada a la enfermedad fue de un 32.6%, pasando de 1709 fallecimientos anuales a 2267.

Por otro lado, se conoce que 1 de cada 3 pacientes con diabetes desarrollará Enfermedad Renal Crónica en Costa Rica, un factor que aumenta la necesidad de un trasplante, pues, con el tiempo y al tener periodos constantes de altos niveles de azúcar en la sangre, los vasos sanguíneos del riñón se estrechan y se obstruyen ocasionando un deterioro en el órgano.

“Buscamos educar sobre la importancia de la prevención y de cómo identificar los factores de riesgo para que el paciente cuente con un diagnóstico oportuno, permitiendo que como sistema de salud ofrezcamos soluciones terapéuticas innovadoras que brinden un beneficio real al paciente”, comentó Javier Calvo, médico endocrinólogo.

La diabetes se puede tratar y sus consecuencias se pueden evitar o retrasar con dieta, actividad física, medicación, detección temprana y tratamiento acordes a evitar futuras complicaciones.

“La comunidad médica trabaja en estos espacios de análisis y discusión con la finalidad de encontrar sinergias para brindar mejores políticas públicas en el abordaje de padecimientos como la diabetes, que claramente repercuten en la salud de los pacientes, pero que también genera un gasto importante en la atención en el sistema de salud pública del país”, concluyó Mauricio Guardia, presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA