La jefa de la bancada oficialista, Pilar Cisneros, plantea discutir el proyecto de jornadas flexibles mediante un proceso abreviado que pondría plazo a su votación.

El proyecto para permitir las jornadas flexibles que cambiaría en casos específicos los horarios de los empleados para trabajar 12 horas durante 4 días y descansar 3, sigue estancando en la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa. Ahí, solo se han podido votar 17 de las 414 mociones pendientes.

Por eso, Cisneros sugiere aplicarle a este proyecto un proceso abreviado para agilizar su trámite. “Eso lo que significa es que se le pone un plazo, se pueden ver todas las mociones, pero le cae una guillotina en una fecha determinada. En esa fecha, aunque tenga 3.000 mociones por ver, se acaba y se somete a votación”.

Para lograr su objetivo, la bancada oficialista deberá obtener 38 votos en el Plenario Legislativo. Pero, desde ya, el Frente Amplio se niega a apoyar la idea.

“Nosotros no estaríamos de acuerdo con un proceso abreviado, pero si las demás fracciones están de acuerdo podrían sumar los votos. De momento, nuestra postura es que estamos opuestos al proyecto y buscaremos convencer para arreglarlo”, comentó el jefe de la bancada frenteamplista, Jonathan Acuña.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Asuntos Hacendarios, Paulina Ramírez, considera oportuno acelerar el proceso, ya que en cada sesión se avanza apenas con tres mociones.

“Vamos apenas por la moción 17, lo cual nos va a llevar muchísimo tiempo conocer todas las mociones presentadas vía 137. Seguimos en la discusión. Se nos irá el espacio de comisión solo conociendo las mociones, ya que Frente Amplio está haciendo uso de su tiempo por cada una de las mociones, entonces eso hace que se conozcan entre 3 o 4 mociones por día.”

De acuerdo con el reglamento de la Asamblea Legislativa, de aprobarse un proceso abreviado, se limitaría el tiempo del uso de la palabra a diez minutos para el primer y segundo debate, mientras que para la defensa de la mociones de fondo se darían únicamente cinco minutos.

Solo se habilitarían tres días para la presentación de mociones de fondo y se tomarían 14 sesiones para discutir las mociones de fondo y de reiteración.

Este tipo de procedimiento se aplicó, por ejemplo, en la votación a la ley para prohibir las huelgas en servicios esenciales aprobada en el 2020.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA