La muerte de Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), debe generar una reflexión importante sobre “los grados de estrés que manejamos en este tipo de puestos y la cantidad de horas que dedicamos al trabajo”.

Lo anterior fue dicho por la vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia, Patricia Solano, quien aseguró sentirse en “neutro” por la noticia.

Solano brindó esas declaraciones durante la capilla ardiente con la que, este jueves, se le dio el último adiós a Espinoza, quien fungía como máximo jerarca de la Policía Judicial desde el 2015. Él falleció la noche de este miércoles debido a un fallo cardíaco.

LEA MÁS: OIJ lo confirma: Wálter Espinoza murió por fallo cardíaco

Ella indicó que, desde que conoce a Espinoza, él siempre fue alguien de cuidarse tanto con la alimentación como con el ejercicio. Por ello, solo puede relacionar su fallecimiento a la tensión que genera ocupar ese cargo.

Por ello, hizo un llamado vehemente a la reflexión, porque, acotó, la institución -para bien o para mal- continuará funcionando; sin embargo, su esposa y sus hijos quedarán por siempre con ese vacío.

“Cuando recibimos ese tipo de noticias, siempre pienso en la familia, en su esposa, hijos, mamá y hermanos. La institución y el país pierde a un funcionario de lujo, inteligente, serio, estratega y humano. Pero, de alguna manera, tenemos que buscar a la persona que lo reemplazará.

“Donde no se reemplaza es en la familia; en su casa, en su esposa y en sus hijos. Impacta este fallecimiento de una persona que era cuidadosa con lo que comía y que hacía ejercicios, porque lo recuerdo salir a correr al mediodía. Pero todo eso se contrarresta con los grados de estrés que manejamos en este tipo de puestos y la cantidad de horas que dedicamos al trabajo”, recalcó.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA