El director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) Wálter Espinoza -quien murió la noche de este miércoles- tuvo una prominente carrera dentro del Poder Judicial.

Según el currículo colgado en la página web de la Policía Judicial, Espinoza, de 54 años, a sus tan solo 20 años comenzó a trabajar como asistente jurídico en la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur).

Dos años después, en 1990, ingresó al Poder Judicial. Allí se desempeñó como agente fiscal hasta 1994, cuyas labores eran tramitar asuntos judiciales en todo tipo de delito.

Luego, pasó a ser fiscal coordinador de investigaciones de tráfico de drogas y legitimación de capitales tanto local como internacional. En ese puesto se mantuvo entre 1994 y 1999.

En 1999, fue subido de cargo y ocupó hasta el 2011 el puesto de Fiscal Adjunto de Narcotráfico. “Encargado de dirigir acciones y representar al Ministerio Público en áreas judiciales e interinstitucionales en tráfico de drogas y lavado de dinero. Encargado de equipo de trabajo de fiscales nacionales y territoriales”, se lee en el currículo.

El último puesto de importancia que ocupó dentro de la Fiscalía fue el de Fiscal Adjunto Coordinador de Delincuencia Organizada. Allí estuvo del 2011 al 2015. Su labor se resumía en ser el responsable de coordinar y dirigir pesquisas de ese tipo de delincuencia. Estaba a cargo de, al menos, 120 personas.

Justamente, luego de concursar por el puesto de director del OIJ, los magistrados lo escogieron a él en el 2015. Debido a que es un puesto por tiempo indefinido, actualmente se mantenía ahí.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA