Tras una breve suspensión, este miércoles continuó el juicio por el asesinato de María Luisa Cedeño. Allí, una analista criminal del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) dio detalles de lo encontrado en el celular de uno de los acusados.

Según la perito judicial Ivette Núñez, en el chequeo realizado al teléfono de Harry Bodaan, se encontraron conversaciones en las que él daba detalles del homicidio, ocurrido el 20 de julio del 2020 en el hotel La Mansion Inn, en Quepos.

Uno de esos contactos fue tan solo un día después del asesinato con la abogada Gabriela Araya, quien es hija del alcalde de San José, Johnny Araya.

Bodaan le detalló a ella que Cedeño conoció a quienes para ese momento eran los únicos dos sospechosos durante su estadía en el hotel: el bailarían, apellidado Herrera Martínez y el administrador, de apellidos Miranda Izquierdo.

Según le expresó Bodaan a Araya, la víctima habló con el bailarín en la piscina del establecimiento; mientras que al otro encartado lo conoció en la playa. Incluso, mencionó que en una ocasión Cedeño y Miranda regresaron juntos de la playa.

Asimismo, en una conversación con otro amigo, solo identificado como Juan, Bodaan fue más explícito. Le aseguró que, el día del homicidio, Cedeño supuestamente habría recibido a alguien más en su habitación. Él le indicó a Juan que Cedeño y el supuesto invitado se tomaron unas copas y que, incluso, supuestamente hasta consumieron droga.

Entre las conversaciones, Bodaan también insistió en que la última vez que la doctora fue vista con vida fue el domingo 19 de julio del 2020 a las 4:00 p.m. En ese momento, ella compró una botella de vino.

No obstante, agregó Bodaan en sus interacciones que supo que Cedeño habló con una recepcionista a las 9 p. m., así como que conocía que un hermano de la víctima dijo que ella le escribió a ls 9:30 p. m. de ese mismo domingo.

La perito continuará rindiendo testimonio la tarde de este miércoles.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA