La defensa de uno de los tres acusados por el crimen de María Luisa Cedeño reprochó que la Policía Judicial no llevara a su representado al centro médico, pese a que él estaba enfermo.

Se trata del imputado, de apellidos Herrera Martínez, quien desde la mañana de este jueves empezó a sentirse mal con tos, fiebre y dolor muscular.

Por este motivo es que, incluso, el Tribunal suspendió el debate ayer para que los agentes de Cárceles del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) trasladaran de inmediato a Herrera a una clínica. No obstante, eso nunca ocurrió y, por el contrario, el sujeto fue devuelto a la cárcel, recalcó Margoth Arguedas, abogada del encausado.

Esas manifestaciones las hizo Arguedas este viernes, al tiempo en el que solicitó que el juicio fuera suspendido, ya que su representado -quien no llegó a la sala- continuaba mal de salud y sin recibir atención médica.

Asimismo solicitó que se investigue la omisión de la orden dictada por el Tribunal, puesto que es algo que “no se puede permitir”. “Hay que tomar acciones y encontrar responsables porque esto es una barbaridad”, apuntó

El Tribunal acogió la petición y reprogramó la audiencia para el próximo lunes, día en el que se prevé que la analista criminal continúe brindando su declaración.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA