Cortesía Viviana Madrigal

Más de 100 atletas de Limón, Siquirres, Matina, Guápiles, San Carlos, Cartago, Acosta, San Ramón, Turrialba, Alajuela, Heredia y San José formaron parte de la gran fiesta  MATP 22 en el llamado “Día del Desafío”,  la octava edición del programa de entrenamiento de actividades  motoras  no competitivo para atletas con discapacidad intelectual severa y discapacidad física significativa.

Una gran oportunidad de participar en actividades relacionadas con el deporte, cada atleta enfrentó diferentes retos en 13 estaciones combinando disciplinas que son parte del programa de Olimpiadas Especiales como desplazamiento en atletismo y  fútbol, lanzando en boliche, tenis de mesa, tenis de campo, softbol, bochas y  voleibol, levantamiento de potencia y golf, así como destrezas relacionadas al equilibrio, rodaje, insertar y armar rompecabezas.

“Es un evento que viene a culminar  todo una etapa de desarrollo de un currículo muy importante para los centros de Educación Especial del país, un currículo que le permite a los profesores de educación física poder desarrollar sus planes de trabajo con personas con alto compromiso motor, lo que buscamos es unir los grupos interdisciplinarios  profesionales en estos centros para poder ir desarrollando de una forma  metodológica lo que son habilidades y destrezas que conllevan a los deportes de Olimpiadas Especiales. El “Día del desafío” es como la gran fiesta de fin de año, el proceso importante es el que hemos desarrollado durante todos estos meses atrás.” explicó Wady Vado, Director de Deporte de Olimpiadas Especiales Costa Rica.

Al final la emoción y satisfacción no sólo se reflejó en los rostros de los atletas, también en sus profesores, voluntarios y miembros de familias que en conjunto hicieron vibrar el Palacio de los Deportes que una vez más fue la casa de MATP en su edición 2022.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA