Tras una reunión que tardó cerca de 2 horas, los presidentes del ejecutivo y el legislativo atendieron a la prensa, y mencionaron que la reunión con los jefes de fracción se mantuvo en el marco del respeto, además, sirvió para acordar el cómo van a trabajar en el periodo de sesiones extraordinarias que inician este 1 de noviembre.

“Este evento me parece que refleja la esencia de ser costarricenses, que somos órganos a quienes el pueblo nos ha dado responsabilidades separadas pero complementarias, estamos conversando, estamos viéndonos a los ojos y diciendo en qué estamos de acuerdo, en qué no y en qué podemos mejorar, todo en un ambiente de cordialidad, respeto y franqueza”, destacó el presidente de la República, Rodrigo Chaves.

Por su parte, Rodrigo Arias, presidente del Congreso, mencionó que: “Esta reunión no era para alcanzar acuerdos sobre asuntos específicos, sino para crear las condiciones para hacerlo todo el tiempo que se necesario, y ese propósito estoy seguro de que lo hemos logrado”.

Finalmente, Chaves mencionó entre líneas que no se disculpó ante los diputados, agregando: ” yo tengo una personalidad y una manera de ser por escogencia que me gusta la transparencia y claridad, cuentas claras mantienen amistades, decían los sabios de mis abuelos y mis abuelas y siempre seguiré siendo así, muy franco, directo y respetuoso, (…) seguimos amigos, seguimos patriotas, reconociendo que tenemos diferencias de opinión, ideología, pero yo creo que todos tenemos a Costa Rica en el corazón y espero que podamos lograr los acuerdos”.

Diputados no quedaron satisfechos

No obstante, esta reunión no dejó contentos a los diputados quienes aún esperan una disculpa de Chaves y agregan que la relación con el Ejecutivo sigue lesionada.

“Nosotros estamos en la disposición de construir, pero también tenemos una responsabilidad muy grande de control político y nosotros vamos a estar siempre señalando el respeto a la institucionalidad y la apertura al dialogo sobre los argumentos, no sobre atacar a personas (…) él escuchó a todos los jefes de fracción y luego él hace su señalamiento de que el tiene su forma de ser”, señaló Karla Rivera, jefa de fracción del PLN.

Por su parte, Daniela Rojas, jefa de fracción de la Unidad Social Cristiana ratificó que la relación sigue lesionada. “Yo espero que el señor presidente se disculpe con los diputados y la Asamblea Legislativa, (…), él dice que es su manera de hablar que es directa, que si teníamos consejos de darle con respecto a mejorar su forma, que se los podíamos dar”. indicó Rojas.

“Los canales de dialogo tienen que establecerse con respeto, de lo contrario se queman los puentes necesarios entre un poder ejecutivo y un poder legislativo (…), yo siento que están fuertemente afectados y poco más terminarán incendiados”, externó Jonathan Acuña del Frente Amplio.

Fabricio Alvarado, jefe de fracción de Nueva República mencionó que fue una reunión provechosa, pero en donde los seis jefes de fracción solicitaron respeto, Alvarado agregó: “creo que aquí lo más importante es buscar rutas, para lograr consensos (…) no se gana nada tratando de echarle encima el pueblo a los diputados”.

Por último, Eli Feinzaig, jefe de fracción del Partido Liberal Progresista respaldó la posición de sus  colegas, mencionando que: “Salgo muy preocupado porque el presidente dice yo tengo un estilo y no lo voy a cambiar”.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA