AFP- El multimillonario Rishi Sunak fue designado el lunes por el Partido Conservador británico como su nuevo líder y próximo primer ministro, en reemplazo de Liz Truss, lo que lo convertirá en el primer mandatario del país surgido de una minoría étnica.

Dos meses después de fracasar en su primer intento de liderar la formación gubernamental y encabezar el ejecutivo, Sunak, de 42 años y origen indio, se alzó como único candidato con suficientes apoyos.

“Rishi Sunak ha sido elegido líder del Partido Conservador”, anunció el responsable del grupo parlamentario Graham Brady, precisando que este hablaría después ante los diputados a puerta cerrada.

Su única rival, la ministra de Relaciones Parlamentarias, Penny Mordaunt, de 49 años, no logró llegar al mínimo de 100 apoyos –entre los 357 diputados conservadores– necesarios para presentar su candidatura, pese a haberse definido hasta el final como “la mejor posicionada para unificar al partido”.

Tras un intenso fin de semana de negociaciones, Sunak, que rondaba los 200 respaldos, oficializó su candidatura el domingo. “Quiero enderezar nuestra economía, unir nuestro partido y actuar por nuestro país”, afirmó en Twitter, prometiendo “integridad, profesionalidad y responsabilidad”.

Ahora está por determinar cuándo irá a ver al rey Carlos III para oficializar el nombramiento del tercer primer ministro británico en dos meses.

Mordaunt había quedado sola contra él después de que el ex primer ministro Boris Johnson descartara el domingo por la noche un muy controvertido retorno político, anunciando que no postularía a suceder a la dimisionaria Truss, quien lo remplazó a él mismo el 6 de septiembre.

Johnson, de 58 años, cuya eventual candidatura dividía profundamente al Partido Conservador, aseguró que tenía los apoyos necesarios pero prefería no presentarse.

“No sería lo correcto”, afirmó. “No se puede gobernar con eficacia si no hay un partido unido en el Parlamento”, agregó el controvertido exlíder, obligado por su formación a dimitir en julio a raíz de una acumulación de escándalos.

Johnson estaba de vacaciones con su familia en la República Dominicana cuando Truss anunció su renuncia el jueves, hundida por el caos financiero que causó con sus polémicas políticas fiscales al cabo de solo mes y medio en el poder. El sábado, Johnson avanzó su regreso a Londres para sondear el terreno ante un posible retorno político.

Aseguró estar “bien situado para conseguir una victoria conservadora en 2024”, fecha de las próximas legislativas, y tener “muchas posibilidades de éxito en la elección con los miembros del Partido Conservador”, pero afirmó desistir ante la incapacidad de unir a la formación.

Primer mandatario de una minoría étnica

Marcando un hito en la historia del Reino Unido, Sunak, exministro de Finanzas al que muchos acusan de haber desencadenado con su dimisión en julio la caída de Johnson, será el primer jefe de gobierno surgido de una minoría étnica.

Este multimillonario exbanquero, nieto de inmigrantes indios que estudió en las escuelas de la élite británica, se convertirá además en el primer mandatario de religión hindú en el momento que comienza el Diwali, festividad hinduista muy popular entre la comunidad india británica.

Su designación “obviamente es un momento muy importante para las cuestiones raciales en este país”, declaró a la BBC Anand Menon, politólogo del King’s College London.

Ya “antes teníamos un gabinete con un buen grado de representación de minorías étnicas. Y tener a alguien en el puesto más alto es simbólicamente muy, muy importante. Pero me tranquiliza ver que no ha habido tanta discusión al respecto, casi como si el pueblo británico aceptara que esto es normal”, agregó.

Exbanquero de inversiones que amasó una gran forturna antes de entrar en política en 2015, Sunak está casado con la riquísima heredera india Akshata Murty, hija del confundador del gigante tecnológico Infosys.

Defensor de la ortodoxia presupuestaria, aparece ahora a ojos de muchos conservadores como la persona adecuada para tranquilizar a los mercados y sacar al Reino Unido de la crisis agravada por los planes ultraliberales de Truss en un momento de fuerte inflación.

Mientras tanto, el opositor Partido Laborista, con aplastante ventaja en los sondeos, insiste en pedir la convocatoria de elecciones generales anticipadas. Una opción secundada ya por una mayoría de británicos.

© Agence France-Presse

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA