Este lunes se dio a conocer que la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología acordó no adquirir por el momento la vacuna contra viruela símica.

Según el ente técnico, la decisión se tomó debido a la situación epidemiológica actual de los casos de viruela símica con tendencia a la disminución en las Américas y la contención de casos a nivel nacional.

Para el epidemiólogo Juan José Romero, esta es una decisión prudente, pues Costa Rica no figura como gran receptor de casos, como lo han sido Estados Unidos y Brasil, sin embargo, si resalta que es importante una campaña informativa sobre la enfermedad.

“Hay que recordar que la vacunación contra la viruela símica se aplica a las personas que son contacto de las personas sospechosas que están en camino de ser confirmadas con el virus de la viruela, pero para la cantidad de casos que vamos sumando (7), para una enfermedad que es relativamente rápida de diagnosticar, el control se puede lograr con una campaña de concientización en las personas con más riesgo de sufrir la enfermedad” explicó Romero.

El experto indica que la alerta internacional se mantiene, a pesar de que los casos vienen en descenso a nivel mundial, especialmente en los países en donde más ha habido.

¿Qué tanto sabemos sobre la Viruela del Mono o Símica?

El especialista de la Universidad Nacional explica que más del 98% de los casos confirmados en el mundo son hombres que tienen sexo con hombres, especialmente, si tienen múltiples parejas o contactos de riesgo.

“Aquí lo más importante, es si tenemos conocimiento de que esta es una enfermedad que afecta a una población muy particular, que es la de hombres que tienen sexo con hombres, si se pertenece a esa población, hay q estar muy atento a la presencia de signos y síntomas de virus”, mencionó el docente.

Romero recordó los principales síntomas de esta enfermedad la cual tiene varias fases.

“Tiene una primera fase de colonización, que es cuando el virus ingresa y produce síntomas muy inespecíficos, que se pueden confundir con cualquier otra enfermedad, porque produce un malestar general, un cansancio extremo, fiebre alta de 38 grados o más, y un signo muy característico, que es la inflamación de los ganglios linfáticos, como lo son los ganglios de garganta, axilas y zona pélvica”, detalló Romero.

Agrega que después de la fiebre, dos o tres días después es que comienzan a aparecer las manchitas rojas, que después van progresando, muy similar a lo que conocemos como la varicela.

“Esta enfermedad también se puede transmitir por superficies contaminadas, o por utensilios contaminados, como colchas o sábanas que utiliza una persona enferma con la fase de las vejigas, entonces si sabemos que cualquier persona que tiene estos síntomas, hay que tratar esa ropa de cama con especial cuidado, y uno tiene que utilizar guantes y mascarilla, si bien es cierto, la mayoría de casos son por contacto sexual, también se puede transmitir a otras personas como niños, o personas de otras edades que no pertenecen al grupo de riesgo” concluyó Romero.

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA