AFP- El político italiano Lorenzo Fontana, un católico ultraconservador de 42 años, conocido por sus posiciones contra el aborto, la eutanasia, la homosexualidad y la inmigración, fue elegido este viernes presidente de la Cámara de Diputados, lo que confirma el giro a la derecha de Italia.

Fontana, actual vicesecretario general de la ultraderechista Liga y uno de los políticos más cercanos a su líder, Matteo Salvini, superó ampliamente los 201 votos necesarios para llegar al cargo.

Su elección suscitó la protesta de algunos parlamentarios del Partido Democrático de centro-izquierda, los cuales habían desplegado una pancarta de protesta dentro de la sede del Parlamento que rezaba “No a un presidente homofóbico y pro-Putin”.

El nuevo presidente de la Cámara de Diputados contó con el apoyo de la coalición derechista vencedora de las elecciones legislativas del pasado 25 de septiembre, formada por el partido posfascista Fratelli d’Italia (Hermanos de Italia) de Giorgia Meloni, probable futura primera ministra, la Liga de Matteo Salvini y Forza Italia del conservador Silvio Berlusconi.

La víspera, la mano derecha de Meloni, Ignazio La Russa, cofundador de Hermanos de Italia, fue elegido como presidente del Senado, segundo cargo en importancia de Italia después del de Presidente de la República, Sergio Mattarella.

El diario La Repubblica publica este viernes un currículum vitae de Lorenzo Fontana: “Recita cincuenta Ave Marías al día”, promueve “la restricción del derecho al aborto”, es “hostil al matrimonio homosexual, a “la eutanasia y a la sociedad multicultural”.

Elogio al papa Francisco

Considerado uno de los políticos más conservadores del país, su matrimonio fue celebrado por un sacerdote tradicionalista con el llamado rito tridentino, en latín, que el papa Francisco no aprueba.

Pese a ello, en su primer discurso como presidente de los diputados, elogió al pontífice argentino por su “acción diplomática sin igual a favor de la paz”, dijo.

La asociación para la defensa de los derechos de las minorías sexuales Arcigay manifestó en cambio su preocupación.

“Fontana siempre ha considerado a la Rusia liderada por Vladimir Putin como su modelo cultural y político y se ha distinguido por apoyar las propuestas más penosas de la historia reciente, como exigir la abolición de la ley contra la discriminación racial y religiosa”, subrayó el secretario general de la asociación, Gabriele Piazzoni, en un comunicado de prensa.

Lorenzo Fontana ha manifestado en reiteradas ocasiones su admiración por Vladimir Putin y condenó las sanciones contra Rusia, aunque en los últimos meses ha modificado su posición tras la guerra en Ucrania.

En 2016 apoyó abiertamente el partido neonazi griego Alba Dorada.

Su firme posición euroescéptica y regionalista ha contribuido a acercarse a la derecha francesa de Marine Le Pen, con la que se presenta aliada en el parlamento europeo.

Ex ministro para la Familia (2018-2019), es licenciado en Ciencias Políticas, Historia y Filosofía.

La elección de La Russa y Fontana en dos de los cargos más importantes de Italia, una república parlamentaria, abre una serie de interrogantes sobre el auge de la derecha y el conservatismo radical en Europa.

Los dos presidentes del parlamento deberán reunirse con el Jefe de Estado como parte de las consultas institucionales con miras a nombrar a Giorgia Meloni para el cargo de Primera Ministra, un proceso que durará cerca de una semana.

Con Meloni a la cabeza del gobierno, Italia contará con el Ejecutivo más radical de derechas desde la Segunda Guerra Mundial.

© Agence France-Presse

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA