AFP- La economía de África subsahariana enfrenta su “entorno más desafiante en años”, con la recuperación de la pandemia de covid-19 interrumpida por el aumento de la inflación, el incremento de las tasas de interés y la desaceleración mundial, dijo el viernes el FMI.

El Fondo Monetario Internacional rebajó la perspectiva de crecimiento de esta región al 3,6% para 2022, marcadamente menor que el 4,7% del año pasado, en tanto el aumento de los costos de los alimentos y de la energía golpeó a los grupos vulnerables mientras la deuda pública se disparó.

“Las perspectivas de la región están firmemente ligadas a la evolución de la economía mundial”, dijo el FMI en un informe de perspectivas económicas regionales, y agregó que muchos países continúan enfrentando difíciles situaciones sociopolíticas y de seguridad.

El mundo se ha visto afectado por múltiples conmociones. Tras las disrupciones por la pandemia, los precios se dispararon aún más después de la invasión de Rusia a Ucrania, lo que llevó a los bancos centrales a aumentar agresivamente las tasas de interés.

Los precios de los alimentos y los combustibles han elevado el costo de vida, afectando en particular a África subsahariana dado que una gran parte de los ingresos en la región se destina a alimentos, dijo a la AFP el jefe del departamento de África del FMI, Abebe Aemro Selassie.

“Este ha sido un período extremadamente perjudicial para las personas y los países más pobres y vulnerables”, señaló.

Hay 123 millones de personas que enfrentan inseguridad alimentaria aguda en la región, según el informe del FMI, que destaca la necesidad de garantizar que los escasos recursos lleguen a los más necesitados.

El Fondo también pidió una mejor implementación del “marco común” del G20 para la reestructuración de la deuda, y advirtió que los niveles de deuda han crecido pero el aumento de las tasas de interés globales significa que el acceso a la financiación “probablemente sea mucho menos indulgente”.

África subsahariana atraviesa su tercer año de crisis. La deuda pública regional subió a alrededor del 60% del PIB y alrededor del 40% de las economías de la región registran una inflación de dos dígitos, agregó el informe.

Selassie advirtió que el FMI y el Banco Mundial no pueden apoyar a los países cuando su deuda es insostenible, dado que los recursos proporcionados “se destinarían a abordar la deuda en lugar de crear espacio fiscal”.

Por eso, instó a los países a ordenar su situación para que las instituciones financieras internacionales puedan “ingresar y brindar financiamiento”.

África subsahariana representa el 60% de todas las personas en pobreza extrema en el planeta, dijo el Banco Mundial la semana pasada, y subrayó que se necesitarán significativas tasas de crecimiento durante el resto de la década para alcanzar los objetivos de reducción de la pobreza.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA