Para nadie es un secreto que la infraestructura educativa del país está, en la mayoría de casos, abandonada. Incluso, este miércoles el presidente Rodrigo Chaves hizo una crítica sobre esto y el estado de las carreteras, razón por la que indicó se solicitaría un crédito de $700 al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Este jueves la Contraloría General de la República (CGR) publicó el “Informe auditoría de carácter especial sobre el modelo de infraestructura educativa del Ministerio de Educación Pública”, en el que se detalla la pésima gestión del MEP en este campo.

Según el ente contralor, el MEP carece de una estrategia, solo cuenta con metas establecidas en el marco del Plan Nacional de Desarrollo e Inversión Pública 2019-2022, pero estas se definieron basadas en la experiencia, la capacidad operativa y financiera, de acuerdo con los objetivos e indicadores planteados y no de acuerdo con las necesidades reales del sistema educativo.

“No cumple con la normativa y prácticas aplicables, ya que se evidencia una gobernanza compleja y fragmentada en la que no existe claridad sobre los roles y funciones, y además falta articulación y coordinación tanto a nivel regional del MEP como con los actores externos como lo son las municipalidades, el MOPT y las juntas de educación administrativas”, explicó Jessica Víquez, gerente Fiscalización para el Desarrollo de Capacidades.

Falta de investigaciones e información que permitan conocer la realidad de las instituciones, bajos porcentajes de cumplimiento, procesos manuales propensos a errores, son parte de la gran cantidad de inconsistencias encontradas por la CGR.

Es por eso, que la institución ordena al MEP definir modelos y estrategias para la atención oportuna de las necesidades de infraestructura educativa.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA