Con el objetivo de apoyar en la atención de la emergencia provocada por las fuertes lluvias que han afectado al país durante las últimas semanas, el Banco Interamericano de Desarrollo aprobó una cooperación técnica por US$200.000 para Costa Rica.

La donación responde a una solicitud de la Presidencia de la República con el fin de atender las necesidades más urgentes de las poblaciones afectadas y los graves daños a la infraestructura vial en diferentes partes del territorio costarricense.

“Desde el BID estamos en la mayor disposición de colaborar con el gobierno para atender las consecuencias de estos eventos climáticos que han afectado a diversas regiones del país y principalmente a aquellas personas que viven en zonas vulnerables, reafirmando nuestro compromiso con el bienestar de los y las costarricenses”, destacó Fernando Quevedo, representante del BID en Costa Rica.

Por su parte, Francisco Javier Urra, Jefe de Operaciones del BID en Costa Rica mencionó que estas ayudas se están canalizando a través de la CNE para que pueda llegar lo más rápido y lo más efectivo a dichas comunidades.

Urra también explicó que como entidad bancaria están dinamizando toda su cartera de productos de inversión en áreas como energía, aguas de saneamiento y carreteras para poder construir una infraestructura más resiliente a las amenazas que por el cambio climático, son cada vez más frecuentes y más violentas.

Este 12 de octubre, el Gobierno declaró Emergencia Nacional por el impacto de los desastres. Según datos divulgados por la CNE, el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo ha superado la cifra de 3.500 eventos atendidos durante el presente año por inundación en diferentes partes del territorio nacional.

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA