Marcel Miranda, un adolescente de 13 años, vecino de Curridabat, cumplió el sueño de conocer las instalaciones de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

El adolescente tenía guardada la promesa del jerarca de la institución, Juan Manuel Quesada, quien el 25 de julio le dijo que le cumpliría ese sueño.

Mariana Sánchez, mamá de Marcel, contó que “surgió una amistad entre ellos en Nicoya, así que cuando nos llamaron, aceptamos la invitación, para que Marcel conociera Recope, porque cada vez que pasábamos por la calle, él veía los tanques y se preguntaba qué sucedía ahí. A él le gusta todo lo que es lo sofisticado”.

Fue esta semana que Marcelito y su familia llegaron hasta la terminal El Alto, en Ochomogo, Cartago, para conocer la empresa de los costarricenses. Fue recibido por el presidente de Recope y el personal de la Dirección de Gestión de Ventas, coordinadores del programa Puertas Abiertas.

“La verdad es que ha sido una experiencia lindísima. Lo recibimos como parte de la familia y creo que ha sido grato para él la visita y se fue ilusionado de seguir conociendo más de esta empresa, pues esto es parte de nuestro programa Puertas Abiertas, para que conozcan el corazón de esta Empresa y la especialización tan alta que hay”, expresó Juan Manuel Quesada.

“Yo quería conocer Recope, ya que quería conocer el proceso de cómo llega la gasolina a las gasolinerías. Me pareció demasiado chiva, me sorprendió mucho que son muy cuidadosos de la calidad para poder dar buen servicio y que tratan de ser ágiles para que pueda llegar la gasolina a todas las personas”, comentó Marcel.

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA