El presidente de la República, Rodrigo Chaves, expresó su preocupación por el estado de la infraestructura de nuestro país, específicamente en cuanto a carreteras y escuelas se refiere.

Luego que el Ministro de Obras Públicas y Transportes, Luis Amador, y el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, Alejandro Picado, realizaron una gira por la zona sur para ver la afectación por culpa de los efectos del Huracán Julia, el mandatario aseguró que es imperativo arreglar de una vez por todas el problema de infraestructura en el país.

Incluso, anunció que se gestionará un crédito por $700 millones ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), para invertirlos en infraestructura vial, educativa, de vivienda y ferroviaria.

“El estado actual de nuestra infraestructura es una verdadera bomba de tiempo. Día a día las personas que transitan por las carreteras, los niños en las escuelas y quienes habitan en zonas de riesgo, se exponen a que el clima y el deterioro de nuestra infraestructura atenten contra su bienestar y contra sus vidas. Se puede hacer más por todas estas personas”, expresó el mandatario.

Por esta razón el Poder Ejecutivo anunció otras dos medidas: se declara Emergencia Nacional por el impacto de los desastres en todo el país, y la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias emitirá una resolución de Riesgo Inminente por el grave estado de la infraestructura.

Chaves dijo que los efectos en la infraestructura que provoquen las lluvias en el 2023, serán su responsabiliad. Por eso, quiere acelerar la inversión en infraestructura y aprovechar el periodo de verano.

“No podemos permitir que la época lluviosa del 2023 nos ponga en las mismas condiciones que este año y nos cause más daños. Ante todo, debemos activar medidas para proteger la vida”, agergó el presidente.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA