La Comisión de Asuntos Hacendarios recibe uno a uno a los jerarcas de las diferentes instituciones públicas; en todas las comparecencias se repiten dos factores: primero el recorte en el presupuesto, segundo, este recorte no se consultó, sino que el Ministerio de Hacienda lo hizo a su criterio.

Lo usual es que cada ministerio defina sus prioridades, pero en algunos casos los jerarcas denuncian que se les recortan partidas importantes, como el pago de cargas sociales y de servicios públicos en el caso de la Contraloría General de la República, o de alimentos para privados de libertad en el caso del Ministerio de Justicia y Paz.

“Primero que todo quiero manifestarles que los recortes que se hicieron, no se hicieron del despacho del Ministerio de Cultura y Juventud, se hizo desde el Ministerio de Hacienda. Nos llegó el comunicado vía correo electrónico, el 2 de setiembre, que fue viernes, en horas de la tarde, el lunes 5 de setiembre estaba yo obviamente reuniéndome con el señor ministro de Hacienda, explicándome la situación”, explicó en su comparecencia Nayuribe Guadamuz, Ministra de Cultura.

Por su parte, Gerald Campos, jerarca de Justicia, dijo que “nosotros nos dimos cuentas de las rebajas, no nos avisaron, fuimos a hablar con ellos, pero simplemente las hicieron”.

Mas vehemente fue la Contralora de la República, Marta Acosta, quien dijo que los recortes arbitrarios afectan la independencia de la institución.

“Aquí el Ministerio de Hacienda está afectando la independencia de la Contraloría porque yo sí digo que Hacienda debió conversar. Esto ha pasado en años anteriores donde a nosotros nos han pedido recortes y hemos buscado para ver cómo hacemos, pero no ha sido recortes sin respetar la independencia de la institución”, explicó Acosta.

Los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios han manifestado su preocupación, no solo por la falta de recursos en algunas instituciones, sino porque temen que en el 2023 haya un desfile de presupuestos extraordinarios.

“Esto es una chambonada fiscalista, nos encontramos una y otra vez este tipo de recortes hechos desde un escritorio en avenida segunda, sin haber conversado con las instituciones, afectando la operación”, argumentó Jonathan Acuña, jefe de fracción del Frente Amplio.

En Trece Noticias intentamos conversar con Nogui Acosta, ministro de Hacienda, pero a través de sus asesores de prensa nos indicaron que está fuera del país.

Por su parte, Pilar Cisneros, jefa de fracción del partido Progreso Social Democrático, defendió el accionar de Acosta y dio la justificación del jerarca de Hacienda.

“Lo que me está diciendo Nogui Acosta es que si él hubiese dejado todos los presupuestos tal como lo mandaron los diferentes jerarcas, y todos aseguran igual que la señora contralora que era lo mínimo esencial que necesitaban para operar sin afectar los servicios de la ciudadanía, el presupuesto hubiese superado en ¢290 mil millones la regla fiscal”, defendió Cisneros.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA