El juicio por el asesinato de la anestesióloga María Luisa Cedeño se ha visto empañado por una serie de atrasos, que incluso ya provocaron que se tuviera que extender el plazo definido para resolver el asunto.

Cuando se anunció este debate, se contempló que, entre el 1.° de setiembre al 30 de noviembre próximo, se resolvería el crimen de la doctora, ocurrido en julio del 2020 en el hotel La Mansion Inn, en Quepos.

No obstante, no había empezado cuando comenzaron los problemas. El defensor de Harry Bodaan, uno de los tres acusados por el asesinato, pidió una pericia psicológica para su representado, por lo que el asunto enfrentó, de inmediato, su primer gran retraso.

Eso obligó a que el Tribunal anunciara que ahora este debate sería del 13 de setiembre al 23 de diciembre.

Sin embargo, otras gestiones han venido a complicar la resolución del asunto. Primero, el abogado de la nueva administración del hotel involucrado, Mauricio Brenes, tuvo un desperfecto en su salud. Luego, la perito y testigo Tatiana López fue incapacitada mientras estaba siendo interrogada lo cual mantiene, hasta la fecha, su interrogatorio en vilo.

Por ello, el presidente del Tribunal, el juez César Palma, informó de un nuevo cambio. Ahora se extenderá hasta el 31 de enero del 2023. Eso sí, mencionó, debían definir si continuaban físicamente en los Tribunales de Goicoechea o si debían trasladarlo a otra sede. No obstante, eso se verá en el camino.

 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA