AFP- Los jueces de la Suprema Corte de Estados Unidos expusieron el martes sus divergencias en la cuestión racial al examinar un mapa de circunscripciones del estado de Alabama acusado de reducir la influencia de electores negros que tienden a votar a los demócratas.

El caso genera enorme atención pues la Corte de mayoría conservadora, podría aprovecharlo para recortar el alcance de la ley de derechos civiles de 1965, misma que evitó que estados entonces segregacionistas privaran a los afroamericanos del derecho a votar.

“La ley de derechos electorales (Voting Rights Act) es uno de los grandes avances de nuestra democracia (…) y busca asegurar que los afroamericanos tengan los mismos derechos políticos que los blancos”, recordó la jueza progresista Elena Kagan, lamentando que dicha ley ya fuera debilitada en dos ocasiones por el Supremo.

La Corte revisa un mapa rediseñado en 2021 por legisladores republicanos de Alabama para atribuir los escaños de la Cámara de Representantes.

De acuerdo con esta nueva distribución los votantes negros, que representan el 27% de la población, son mayoría en uno solo de los siete distritos y están dispersos en los otros seis.

Además en Alabama, como en muchos estados del sur, los afroamericanos votan mayoritariamente por los demócratas, mientras los blancos se inclinan por los republicanos por lo que el nuevo mapa electoral es sospechado de favorecer al partido Republicano.

Para dejar el mapa sin efecto, ciudadanos y asociaciones presentaron una demanda acusando a los legisladores de violar el “Voting Rights Act” que prohíbe diluir el voto de los afroamericanos.

A inicio de este año un tribunal de primera instancia les dio la razón y ordenó una nueva distribución, pero las autoridades republicanas respondieron llevando el caso a la Corte Suprema.

En febrero, cinco de los nueve magistrados autorizaron mantener la distribución electoral de 2021 -permitiendo su validez para las elecciones de medio término de noviembre- aplazando la revisión de fondo del expediente.

La Corte deliberó el martes durante un par de horas en una sesión abierta al público.

El abogado del estado de Alabama argumentó que la Constitución  de Estados Unidos prohíbe el uso de la etnicidad para determinar regiones electorales. El juez conservador Samuel Alito pareció apoyar la idea al remarcar la importancia de contar con “mapas neutrales desde el punto de vista racial”.

La jueza afroamericana Ketanji Brown Jackson rebatió essa lectura.Sostuvo que el principio de igualdad entre todos los estadounidenses “no es un concepto ajeno a la raza” y se adoptó tras la emancipación de los esclavos “para garantizar que las personas víctimas de discriminación en el pasado … fueran tratadas como iguales”.

El caso es el primero de varios en la agenda de la Corte Suprema que debe examinar a fines de octubre los programas de admisión a las universidades que favorecen la diversidad étnica y que son considerados discriminatorios por los republicanos.

La Corte Suprema debe zanjar sus decisiones antes del 30 de junio.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA